Páginas vistas en total

19.4.15

Confesiones de un Arleking Amarillo y negro


" Arleking II " -  Tintas -


A veces, cuando se hace de noche e iluminan la fuente del jardín
te gusta acercarte a hurtadillas al rincón de las camas donde sólo llega la poca luz en forma de reja que se cuela por las ventanas
Te gusta pararte de pie y dejar que el aire te ahueque el vestido 
rozando tus pezones, acariciándote el culo
Y me imaginas como  al chico de ojos azules que tiene novia... sin novia
respirándote en la nuca... y tocándote, pero tocándote de verdad
y se te mojan las braguitas de plenitud 
(claro que eso te pasa por ponerte braguitas)
.

5 comentarios:

  1. Lo veía muy ensimismado en sus pensamientos... con razón!
    =D

    ResponderEliminar
  2. jajajaja, no conocía tu faceta humorística. Quise poner un toque picante entre tanto formalismo y la amenaza de un google que corta cabezas a quién públicamente descubre una teta

    ResponderEliminar
  3. Muy bien tu humor final para terminar tu escrito erótico-festivo.

    ResponderEliminar
  4. es que agua que no has de beber, déjala correr, y quien con niños se acuesta otro gallo cantaría

    ResponderEliminar
  5. :) Me encanta es sensual y delicado.

    El arlequín precioso, lo pintaste tú?

    Muchos besos

    ResponderEliminar