Páginas vistas en total

20.3.15

A través de la ventana



Tomo los pinceles más grandes y los empapo de color. La pared que era blanca va tomando los colores que juntos y en proporciones engañan al ojo humano haciendo creer que aquello es una ventana.
Es tan real, que la puedo abrir, y  observar,  fisgar,  impregnarme de la vida de los que pasan.
Unas veces cuando abro la ventana me lleva a los canales de Venecia, o una isla donde una pareja vive su vida con intensidad, o al Gran Bazar, o a...
Otras veces la ventana me transporta a tu dormitorio donde compartimos sueños y deseos
y te escucho:
" Beso demasiado y se me enfadan los pezones. ¿ Quieres que te masturbe con los pies ? Con las medias puestas. ¿ Si... ?
Creo que voy a vomitar.
Puedo ponerme una peluca. Una con flequillo y hacerme fotos desnuda dentro del armario. O dibujar pene pequeñitos en el margen de la libreta.
Puedo tocar el piano en bragas tu canción favorita. 

Puedo regalarte un final feliz "

11 comentarios:

  1. Homenaje a la imaginación al que me uno, entre otras cosas porque yo también lucho a muerte por un final feliz.
    Me encantó.

    ResponderEliminar
  2. Cómo resistirse a un final feliz?
    Me ha encantado!, y como llegué aquí atravesando la ventana... me he tomado el permiso de enlazarte a mi propuesta... búscate, búscate que te encontrarás! :)
    Besos al vuelo y lindo fin de semana.
    Gaby*

    ResponderEliminar
  3. Con los pinceles chicos tambien salen cosa bonitas. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que la imaginación no nos falte nunca, imaginar, soñar, ver y plasmarlo de todas las maneras posibles, en el fondo todos somos un poquito o un mucho, fisgones.
    Un abrazo Rodolfo.

    ResponderEliminar
  5. La imaginación nos puede llevar a lugares insospechados y crear todos los mundos posibles, por eso esos pinceles pudieron hacer esa ventana por donde verlos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué grata sorpresa, Rodolfo, encontrarte esta semana entre los jueveros!
    Con tu imaginación y el poder inmenso de tus pinceles poetas, es fácil atravesar cualquiera de las ventanas que nos dejes entreabiertas.
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Pintar la felicidad es sólo una parcela para los elegidos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me gusta eso de pintar ventanas que permitan mirar hacia dónde uno desea.
    Un relato con mucha imaginación.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Qué maravilla, una ventana a tu medida y que te ofrezca cosas tan distintas...
    Encantada de leerte!
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Mira mi marinero de agua dulce, si esa ventana sigue susurrandote esas obscenidades la cierro, la chapo y la borro, ¡he dicho!, ¡será descarada!. Jajaja, vaya relato imaginativo, no tenías una ventana pintada en tu salón?, mmmm, creo que no lo he soñado ¿no?, divertido tu relato, que me gusta que un relato provoque, remueva conciencias, sea atrevido y consiga sonrojar algunas caras que adornan mentes obtusas, jejeje, ¿paseíto por el fondo del mar?, miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. Pintar una vida a medida de una ventana...muy buena idea y bien llevado el relato, insinuaciones, realidades...una ventana a un mundo...interior, ¿o no?
    Abrazos

    ResponderEliminar