Páginas vistas en total

26.1.15

Una furtiva lágrima - Caruso 1904 -




 De mi corazón resbala una lágrima ahora mismo: Suena CARUSO

 
Os contaré una historia cierta que me ocurrió
Mi abuelo, el coleccionista de almas hermosas, trajo de junto al Vald’aosta, cercano al Lago de Como, una caja de música  en madera que en su parte superior llevaba una bailarina con un pie enyesado.
 
Al abrir la caja, sonaba ,"UNA FURTIVA LACRIME" cantada por CARUSO, mientras  Una hermosa bailarina  daba vueltas y más vueltas sobre la punta del pie que apoyaba; todo su cuerpo en posición épaulement
Mientras por su mejilla resbalaba de sus bellos ojos azules una lágrima
Aquello me impresionó desde el primer momento
 
Soñé con la estática bailarina, la hice risas, bailé junto a ella al mismo compás…. y siempre, por su mejilla una lágrima resbalaba
 
Un día que la cuerda que cargaba el rodillo de música se hubo agotado, me puse a dibujar concentrado en la lámina
 
sssssssssh, escuché sssssssssh señor..¡¡¡¡
 
Era la bailarina del pie enyesado, que me hablaba
 
Señor venga, acérquese por favor.
Señor, mire debajo, en el compartimento secreto de la caja, por favor
 
Un compartimento secreto ? la pregunté incrédulo
 
Si… por favor
 
Palpé cada saliente, cada entrante de la caja, hasta dar con un casi invisible resorte  que abrió un cajoncito muy muy disimulado
 
Ooooooohhhhhh…¡¡¡¡¡¡ exclamé.
Qué maravilla…¡¡¡¡¡¡

 
Allí escondidos en una bolsita de terciopelo y todo ello envuelto en fino papel de  seda, había unos pendientes en triada de brillantes, con forma de corazones
Realmente un trabajo expléndido y muy costoso, sin duda
 
Señor.. me dijo la bailarina
Son de mi abuela son unos pendientes regalo de un amor inmenso; mi abuelo se los regaló, para que los luciera en su boda mi madre los llevó puestos en la suya y yo.. señor, no podré llevarlos, ahora sólo soy una muñeca de porcelana italiana, que baila sobre mi único pie bueno
 
Señor, quiero ser otra vez humana, poder llevar como los míos esa triada, sólo tengo que llegar hasta ecieloSeñor, ayúdeme
 
La luz de la lámpara halógena descomponía en su incidencia con los brillantes,  miles de pequeños arco iris que bañaban toda la habitación
 
Mi blanco papel se teñía de luciérnagas de luces fantásticas;
una verdadera lluvia de colores
 
No dije a  nadie de la existencia de Lis  , que así se llamaba, y cada noche daba cuerda a la caja de música y tras verla bailar, veía como su lágrima resbalaba por su mejilla, partiéndome el corazón
 
Luego, durante horas hablábamos y hablábamos, así durante  días, semanas , meses….
 
Hasta que un día decidí plantar una gran mata de girasol y puse ambas, la planta y la caja con la bailarina cerca de la ventana que mira a la colina
 
Y cada mañana regaba el girasol
 
Y cada día era más alto
 
Y su talle era robusto , buscando el cielo, saliendo de la ventana camino de las nubes
 
Hasta que llegó un día que el girasol llegó al mismísimo cielo;
entonces abrí la caja de sica y dije a mi bailarina de porcelana italiana, con un pie enyesadoLis, sube por el tronco de este girasol que llega al cielo
Te hará libre, la dije
 
Cogió las triada de brillantes,y subió y trepó con su pie enyesado
 
Cuando había llegado justo por encima del tejado de la casa, se volvió y me dijo: Nunca te olvidaré, y siguió ascendiendo hasta que la perdí entre las nubes
.
Ahora, soy yo el que cada vez que suena un aria de" Una furtiva lacrime" cantada por Caruso, de mis ojos resbalan una lágrima que recorren mis mejillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario