Páginas vistas en total

9.12.14

Fiel hasta el final





Cumplí mi misión, ahora tengo que decirte mi gran secreto: Alba, NO tengo materia, soy un solidograma

El cuidador del cementerio estaba a unos escasos metros de mí, cercano a donde yacían las cenizas de Alba. Con estupor, contempló como mi figura, primero se fue distorsionando para desaparecer después ante sus narices.

Se me creó como reparación a una equivocación, la de la pérdida de vida de Rodolfo. Soy la imagen de un ser muy querido para Alba. Te he dado alegría, he cumplido en todo, y menos hijos has sido feliz a mi lado.
Los solidogramas estamos programados para muy determinados casos, el tacto, aspecto el olor es el de un humano. Pero jamás podemos transmitir la vida
Alba jamás supo que Rodolfo, en esa aventura tonta suya de ir a redescubrir el Amazonas le costaría su vida, una vida que perdió en un inútil enfrentamiento contra mis creadores. Los últimos incas

Ese amor por la vida de mis señores, les llevó a otorgarme la misión de reparar la muerte de Rodolfo para la convivencia feliz con Alba.

Como solidograma no estoy capacitado para procesar a manera humana el amor...pero cuando sentí que Alba fallecía, me sentí raro, vacío
Ahora sé que ese cosquilleo que sentía al verla, era lo que los humanos llaman amor.
Muero habiendo amado hasta el fin de mi existencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario