Páginas vistas en total

8.11.14

Tres motivos para vivir




Plantó un árbol, tuvo un hijo, escribió un libro. Podía morir tranquilo...(teóricamente, claro).  Cuando le llegó la hora se dio cuenta que jamás había viajado en globo, ni había escalado una montaña aunque fuera una 3.000, ni se había emborrachado con ron añejo, entonces se puso manos a la obra para hacer esas tres cosas antes de morir. 


Las hizo en poco tiempo y de nuevo en su lecho de muerte cayó en la cuenta de que jamás había cazado un león, ni había buceado en aguas cristalinas, ni le había cantado bajito al oído de una chica, una canción romántica. Se levantó y salió corriendo para hacerlo. 


Un tiempo después estuvo a punto de morirse pero recordó que nunca había comido cocina japonesa, ni había arrojado pétalos al río cantando una canción de los beatles, ni había cantado un aria de ópera madame Butterflay  bajo la ducha.


Ahora dicen que anda haciendo cosas increíbles por el mundo.  Sólo tres cada vez

4 comentarios:

  1. Empezó a vivir muy tarde, pero empezó que es lo importante.

    ResponderEliminar
  2. Estupenda manera de ir postergando la muerte.
    =)

    ResponderEliminar
  3. Siempre nos quedarán cosas pendientes... y oportunidades para llevar a cabo lo que no se hizo... de a 3, de a 2, de a 1....
    Siempre envié besos al vuelo, pero no recuerdo haber mandado abrazos bailarines.
    Te los envío a ti. :D

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes, somos Contémonos, una nueva revista escrita por cualquier persona interesada en transmitirle algo al mundo. Estamos trabajando para publicar nuestro primer número. Si estás interesado en participar o enviarnos algo estaremos encantados de recibirlo.
    Si tienes cualquier pregunta o consulta no dudes en contactar con nosotros.

    Un saludo,

    proyectocontemonos@gmail.com

    https://www.facebook.com/contemonos

    ResponderEliminar