Páginas vistas en total

5.11.14

Caperucita azul

" Joven de labios violeta " Acrílico



Cierta vez tuve un ángel azul. Lo intuía entre una fina capa de niebla sólo visible a mis ojos. Así le veía cada vez que miraba al espejo. 
Caminábamos sobre las estrellas con pasos mullidos, cuando hablaba con él salían de mis labios palabras bellas
Hasta que le perdí tontamente, por nimiedades: Yo soy del Real Madrid y él era del Atlético de Madrid . Luego de irse me dediqué a la soledad maniática. Al egoísmo al hedonismo y al onanismo


Llamé al lobo de la noche, que me llevara muy lejos de mí. Me clavó sus colmillos y desgarró mi alma entre los pinosApareciste tú Azul como mi ángel Te dije: Quítate los guantes y bailemos
Ya nada sería igual, mordí tu cuello y aullaste. Aullamos juntos durante siglos de noches eternas


Sabía que antes o después te pondrías el vestido negro ajustado a tus caderas ese que me produce vértigo, y bailarás para mi en cuanto suene la orquesta.
Engancha la noche, nos transforma, nos convierte en licántropos, chupadores de sangre, devoradores de vísceras sanguinolentas. 
Mientras por las comisuras de los labios escurre, cálido un hilo de sangre de nuestra víctima.


Tras limpiarnos la boca, con el dorso de la mano, proseguimos devorando el corazón, todavía palpitante de la niña desvalida del bosque que lleva una cestita a su abuelita



1 comentario:

  1. Como a todos los lobos, no se les puede pedir que no actúen según su naturaleza- Lamento el alejamiento de tu ángel, más si fue a causa de nimiedades.
    =(

    Me encanta la imagen!
    =)

    ResponderEliminar