Páginas vistas en total

27.11.14

Alba y Rocío


"lady en azul" acrílico

El mar una inmensidad negra, noche de boca de lobo
El se encontraba de pie junto al muro del viejo faro apagado
Ella apenas podía distinguir una sombra en la oscuridad. 
Casi palpando se acercó hasta donde él estaba, y se sentó en el muro, a su lado, sin decir nada. Él tampoco habló, la miró tiernamente. 
Después de tanto tiempo, de tantas cosas que debieron haberse contado, ninguno  sabía por dónde empezar. Pero no importaba, sobraban las palabras.

Cuando llevaba un rato apoyada, ella decidió bajarse del muro y acercarse junto a él. 

Esperó un instante tiempo,  el de una estrella fugaz pasar, el de un cruzar las miradas, y apoyó su cabeza en su hombro. 
Él pasó su brazo su cintura y quedaron abrazados. 
Sintieron un breve cosquilleo en el estómago, se miraron, y sonrieron

Así, de esa forma, abrazados y en silencio, permanecieron hasta que la noche se convirtió en Alba. 
Y el agua del mar en Rocío

Tengo mi propio mundo imaginario.
En él me gusta pensar en ti. Quizás también tengas tu propio mundo.
Entonces ambos giramos alrededor del mismo sol en nuestro propio Universo Paralelo



No hay comentarios:

Publicar un comentario