Páginas vistas en total

14.7.14

ver pasar la vida

Hay veces, nunca siempre



Me acuerdo de ti más de lo razonable.
Excepcionalmente estos días que me vuelvo a subir al árbol de la entrada de tu vida a esperarte. Hoy una vez más.
Como solíamos, nunca siempre. Te he dejado un lugar de privilegio para observar juntos desde lo alto, ver pasar la vida

                        " Ophelia  en silencio " Tinta china y aguada de tinta china  (SIN TERMINAR )

A veces callas,  te propones el silencio como una obligación o un reto personal.
Recorrí en tu busca los barrios más lejanos y humildes.
Los callejones más sucios y malolientes.
Con los labios herméticos te empeñas en parecer, en ser sorda o muda.
Lo que de verdad te gustaría es ser invisible; pero aún no has aprendido a serlo.
Te busco entre las tabernas más lúgubres, donde los marineros borrachos escupen al suelo y mienten en sus aventuras con sirenas
Es en ese lugar donde una princesa olvidaría su condición. 
Extrañamente has decidido salir de casa.  Nunca lo haces cuando te encuentras así.
No miras a los lados.
Traspasas puertas vencidas que a penas pueden sostener ya sus bisagras oxidadas.
Hoy sopla levante, trae ese olor a pescado podrido, a sal, a humedad que empapa hasta el alma.
Es ahora cuando los días se te antojan interminables, caminas y te entretienes escuchando los sonidos que tu cuerpo emite, latidos que retumban,
Tragas saliva y escuchas  cómo las ideas retumban en tu mente transformándose en palabras no pronunciadas.
Recuerdas esa tarde?, era como ahora mediados de Julio. Olía manzanas, a sexo reciente , a besos volados y gemidos de todos los colores.

Subo por tu espalda, hundo mi nariz en tu pelo. Busco una palabra….
El ventilador del ordenador se conecta, me saca del ensimismamiento. Suenan las cañerías del vecino de al lado. Vuelvo a escuchar, sólo mi respiración, lenta, pausada, que me llevará sin duda en breves instantes, de nuevo, al sueño, a soñarte mil veces si es necesario.
No supe decirte cuánto te quiero, como tampoco ahora. 
Quizás en otro tiempo, en otro país, en otra vida tengamos una nueva oportunidad.
¿Quizás….?

Mientras seguiré soñándote




4 comentarios:

  1. Reencontrándonos con nuestra verdadera naturaleza, con nuestra historia más íntima quizás hallemos la forma de extendernos en otra vida, en otro tiempo, en otra memoria...Como siempre me encantó leerte. Se te extrañaba!
    =)

    ResponderEliminar
  2. Intimista Javier, si que se te extraña-
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando aparece la nostalgia de los errores cometidos, solo en nuestros sueños podemos hacer realidad nuestros más íntimos deseos.
    Hermosa imagen (aunque no esté terminada).
    Un gusto conocerte con tu permiso, me quedo.
    Cariños….

    ResponderEliminar
  4. Eliges con mucho acierto tus cuadros, acuarelas o dibujos para las palabras de ensueño y utopía. Me gusta disfrutar de ellos.

    un abrazo

    ResponderEliminar