Páginas vistas en total

16.7.14

la ciudad invisible



Nos habíamos buscado, en Tetuán, en Tánger, en Madrid...
Y fue que de nuevo desapareciste
Esta vez no quise perderte, me habías prometido que la siguiente reencarnación la viviríamos juntos, y yo no estaba dispuesto a esperar, así que repetí paso por paso aquel viaje del bosque
Transcurrido unos kilómetros, comenzó a llover. Pare el coche y esperé
Los cristales se habían empañado, pasó el tiempo y tú no aparecías.
A pesar de la lluvia, descendí del coche y me adentré en aquella selva, hasta que mi buena fortuna me hizo dar con el claro 
Me adentré en su centro, la ciudad Invisible se fue materializando
Todos mis seres queridos, mis amigos y profesores, me observaban tras los cristales
Charo, me gritó: ¡ Rodolfooo,  está al final de la calle ...!  Y hacia allí me encaminé


Te fuiste materializando. Eras mi chica te abracé y besé
Luego, ambos simplemente nos difuminamos en esa ciudad invisible absorbidos por nuestras mentes,  
que guarda todo lo bello ocurrido en mi vida

3 comentarios:

  1. Una ciudad donde viven, solo, los que se aman más allá del tiempo y la distancia.
    Hermoso relato!!!
    Cariños…

    ResponderEliminar
  2. Paraíso privilegiado en el que se guarda todo aquello que bien merece guardarse.
    =)

    ResponderEliminar
  3. Compartir sueños y fantasías... se puede participar de algo tan bueno? es lo mejor :))
    bonita ilusión.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar