Páginas vistas en total

18.6.14

Velas caídas al suelo





Entré en la salita. Caí sobre el sillón, deseaba descanso. No encontré el mando a distancia de le tele. Las velas de la mesita de te estaban torcidas.
Puse mis pies descalzos sobre la mesita. Intenté enderezarlas con los dedos de los pies. Cayeron la suelo.  Allí las dejé.
Tu libro de Poe estaba donde le dejaste, le abrí para volver a cerrar inmediatamente.
Desnudo palabras para tu vista, mi alma rota, tu cuerpo vacío 
Cuerpo sobre cuerpo y al filo tus labios
Cerré los ojos y comencé a escribir sobre el reverso de mis párpados tus verbos infinitivos: reír, soñar, follar, volver a empezar
Hoy mis sentimientos padecen de heterocromía en azul y verde

1 comentario:

  1. Interesante lo que escribes, refleja momentos que todos tenemos en nuestras vidas.

    ResponderEliminar