Páginas vistas en total

11.6.14

Penélope





Paseaba llevando su cuerpo apenas rozando el aire fresco de la mañana
La mirada fija en no sé qué lugar. 
Recogía los besos que tú o yo echamos al viento y se los llevaba a sus labios
Relataba historias de princesas, mientras sus manos volaban como palomas
Un día la vi sentada en el banco.  Su color cetrino, sus ojos hundidos la costaba respirar y hablar a la vez
-"Fui una vez joven y deseada, hasta que me dijeron que mi amor podía estar en esa
esquina repleta de flores. Pero, no iré a su encuentro en esta vida, se que en las próximas nos encontraremos"- 
Luego mira el libro aquel impregnado de él,  poesías sin concluir hablando de amor

Callé

Proseguí mi camino hacia la playa a ver pasar puntual ante mis ojos la isla deseada

No hay comentarios:

Publicar un comentario