Páginas vistas en total

14.6.14

No soy guapa...




Chica que no era guapa


Mi abuelo en sus jóvenes años fue marinero, cuando cumplí 18 años, me ofreció un cigarrillo, me miró fijamente y me dijo: Rodolfo, ya eres mayor para escuchar lo que te voy a contar.
Tendría yo treinta y pocos años, mi barco había atracado en Dublín
No se cómo ocurrió, bueno, si, te contaré:
Paseaba por Crow St, cerca Cecilia St, una chica vino hacia mi y me dijo:
-"Llevo un tiempo observándote, creo que me gustas. No soy guapa, soy intelectual, toco el arpa y pinto, hoy me he atrevido, nunca lo hago pero voy a pedirte que pases una noche conmigo.
Nos dirigimos por Wellington Quay bordeando el Río Liffey, hasta llegar a su casa.
Era espaciosa, sencilla, de paredes blancas y suelo cálido. 
Hablamos de García Márquez, del monólogo interior de Ulises, del existencialismo ateo de Heiddegger, yo la contaba de como hacer ensaladas camperas, salmón marinado y otras recetas Sonreía y me aplaudía en cada receta.

Luego me besó, un beso sencillo, con sabor a mar

Nos duchamos mirando desde la ventana que da a la vida, luego borrachos de caricias, nos fuimos a la cama. Su cuerpo, escurridizo como la verdadera felicidad, se derritió entre mis manos.
¿Te importaría si fumaba me preguntó? La dije que lo hiciese, que no había problema.
- ¿Es la primera vez que estás con un marinero?
- Es la primera vez que estoy con un hombre -respondió.

Atenazándome con sus brazos, me oprimió contra su pecho, con vigor: puro abrazo de soledad.
- No vuelvas a decir que no eres guapa: eres la mujer más hermosa del mundo ¿Me oyes?
- ¡Calla! -se rió irónicamente, y me dio un beso en la punta de la nariz.
Nos quedamos dormidos.

A la mañana siguiente me desperté temprano, ella ya se había ido.

Había una nota:" desayuna, en la nevera veras lo necesario: Queso de cabra, yogur de Aloe, te. Luego, cuando salgas, cerciónate que apagas las luces y la puerta queda cerrada.
PD.: Si oyes ruidos es mi gato, que entra y sale cuando quiere"

Mi barco no zarpaba hasta tres días después.

Me pasé a primera hora de la tarde y la dejé por debajo de la puerta una nota:

Estaré tres días en el mismo lugar donde nos encontramos, siempre  a las 24,00 horas. Ven

Jamás he visto una chica que no es guapa, como ella. 
Sigo esperándola; he aprendido algunas recetas de cocina nuevas que quisiera enseñarla, y cómo distinguir los buenos tomates de los que son sosos.

Nieto: la belleza no es cosa de guapura física, recuérdalo

.

3 comentarios:

  1. nada, no hagas caso, todo es ficción

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Bravoooooo!!!, me ha encantado ese diálogo.

    ResponderEliminar