Páginas vistas en total

9.5.14

Wall Street




La amistad proviene de no mucho tiempo atrás. 
César es el presidente de un banco.  Ángel es el vicepresidente
Fue curioso el momento de la elección de los cargos, no resultó del modo habitual.
Entre amigos, se resolvió tirando una moneda al aire. Ganó César, Ángel sin rencor alguno le felicitó con un abrazo
 Ahora delante de sus puesto lucen el elegante cartelito del cargo.

Al principio Ángel trataba a César de Usted, hasta que con la debida insistencia, César le convenció para que siguiera tuteándole como antes.  Que no se sintiera para nada su empleado. Ángel lo comprendió y casi entre lágrimas, se lo agradeció con otro abrazo.
Luego como cada atardecer, ambos recogen las monedas que los paseantes han depositado en el suelo de su banco, y empujando el carrito, se disponen, como todas las noches a pernoctar en el interior del cajero de siempre.

1 comentario:

  1. jeje en el sube y baja de los juegos capitalistas la suerte hace que los que estuvieron alguna vez bien arriba, después lleguen a estar bien abajo...aunque, te diré la mayoría de las veces pasa que los de arriba se las ingenian para seguir siempre arriba, pese a la mala fortuna de los de abajo jaja
    un abrazo.

    ResponderEliminar