Páginas vistas en total

26.3.14

La dama de la Peña Molexa







Hace un par de años fui testigo mudo del hecho que os voy a contar. Atado como Ulises no a un mástil, si a un pino cercano. No los oídos tapados, si la boca para que mis palabras no interrumpieran los sucesos.
El último jueves del mes de Marzo justo a la hora bruja, en el cambio de día ocurre.
Lleva años, siglos ocurriendo...Sentaos es mejor que me sigáis leyendo sentados. Gracias
Lo que pude ver esa noche de San Braulio podríais pensar que es efecto de algún alucinógeno, o del exceso de alcohol. No tomo absolutamente droga alguna, y si bebo es como mucho un par de copas
Prosigo: Invitado por amigos de O Val Narón en la Galicia de las Meigas, esa noche, justo al pie de la Pena Molexa, se hace una cena por todo lo alto. Corre el albariño, las empanadas da bacallau, o polvo con cachellus. Todo después de la media noche, por que antes, hay que ser testigos
silenciosos del suceso que algunos creen que es leyenda…y que yo pude ver con mis propios ojos.
Justo a las doce menos tres minutos, nadie estaba visible, todos entre los árboles
De la peña mediana, se fue viendo aparecer la imagen, aparentemente holográfica de una joven. Vestía sedas y escote generoso que potenciaba su pecho joven
La imagen se hizo totalmente estable. Se levantó y comenzó a cantar una canción de amor .
De entre los árboles, oímos el cabalgar de un jinete.
Perno negro, calzas marrones joven, pero rudo en sus maneras. La dama le dice que se acerque. El jinete descabalga y se acerca hasta tres pasos antes de la dama.
Junto a ella un caldero de oro lleno de monedas llama su atención. Primero duda, hace intento de ir por la mujer de su vida
La dama le sonríe,¡ al fin ! Exclama
El joven retrocede, se agacha y toma el caldero de oro lleno de monedas
La imagen de la dama se va fundiendo con la roca mediana
el caballero y su cabalgadura se alejan unos pocos pasos
La imagen de ambos se va fundiendo con las rocas cercanas
La dama la bella dama , ya sólo es una de las rocas de Pena Molexa
El caballero y su cabalgadura, igualmente ya sólo son parte de Pena Molexa

Es cuando el pueblo grita y comienza la fiesta
se bebe, se come y se reproducen bueno, algunos, por que yo, era solo invitado gastronómico
Y tal y como me ocurrió os lo cuento para que conste por los siglos de los siglos

No hay comentarios:

Publicar un comentario