Páginas vistas en total

1.3.14

Al menos eso creía yo


Princesa Irene


Hoy me dirigía al salón, oigo un ruido al pisar.  Me agacho y veo una llave, no le doy más importancia y la dejo sobre la mesita y voy a tirarme al sofá a pensar que escribir en mi blog. 
De repente, me viene a la cabeza tu caja, esa caja que no se puede abrir porque se había perdido la llave,  al menos eso decías tú (al menos eso creía yo) no puedo resistirme,  llámalo curiosidad. 

Abro y veo cosas nuevas, cosas que no me habías enseñado, cosas de tu otro tú, de tu otra vida, cosas de unos momentos que yo no comparto contigo, 
ni en la realidad,  ni siquiera en el recuerdo, ni siquiera por tu boca.  No todo es como me dijiste, ahora veo que fabricaste todo un mundo paralelo
Y eso que yo conocía todo de ti,  al menos eso decías tú (al menos eso creía yo) Y cuentos las señas de otras heridas o miedos y me asusto, y se me abren mucho los ojos, me palpita el cuello y sudo. 

Quizás haya más llaves para otras cajas, ¿quiero abrirlas? ¿para qué?
No, no abriré nada, volveré a dejar la llave tirada en el suelo para que tú la recojas. 
Yo seguiré viviendo esta historia hasta ver si puedo adelantarme al final y borrarlo... aunque...podría no haberlo.  Al menos eso decías tú (al menos eso creía yo)

1 comentario:

  1. Le regalo a tu princesa Irene un poema de mi Sabina...

    Para que el alcanfor de la palabra
    destiña el color de la memoria,
    en secreto te escribo, abracadabra,
    un soneto, el primero de tu historia.

    Ya que el cemento pone en mi camino
    el guantecito azul de tus antojos,
    yo lo recojo en nombre del padrino
    de la niña más cursi de mis ojos.

    Y como tengo el vicio de extrañarte
    y el mono de las ganas de achucharte,
    por tus cuatro solsticios y el que viene,

    He hilvanado estos versos que mañana
    te dormirán al ritmo de la nana
    para dormir a la princesa Irene.

    Un beso!

    ResponderEliminar