Páginas vistas en total

17.2.14

música y voltios




Mis primeros recuerdos de niño, además de los incontables golpes que siempre iba a parar a mi cabeza ( de ahí mi limitado coeficiente intelectual ), era que me apasionaban los enchufes.
Me fascinaban esos agujeritos negros  y me moría de ganas de verlos por dentro
Cerraba uno de mis ojos, y guiñando el otro le acercaba para mirar en su interior. Soy diestro de todo golpeo un balón con el pie derecho y cojo las cosas con la mano derecha, hasta de oído soy diestro
Así que arrimaba mi oreja derecha al enchufe para escuchar algo...
Todo por que en mi limitada inteligencia, estaba convencido que la música llegaba a los receptores de radio a través de esos agujeritos.
Mi curiosidad terminó el día que introduje unos alambres para sacar la música de los agujeritos y fue tal el calambre que recibí, que se fundieron los fusibles de la casa.

Lo siento...es lo que hay, soy así de simple 


1 comentario:

  1. Cuidadito con lo que metes en los enchufes...

    ResponderEliminar