Páginas vistas en total

31.8.13

La edad de la inocencia: Luz de Luna


" La edad de la Inocencia " -Tintas y azul de acrílico-



Erase un anciano leñador que en busca de buenos troncos con los que ganar su sustento vio que algo brillaba a lo lejos. Empujado por la curiosidad se acercó hasta encontrar una rama de un árbol, delgada como un dedo  enteramente de plata que resplandecía con un extraño resplandor. 
“Si vendo esta rama, pensó, podré retirarme de esta vida tan cansada para mi avanzada edad y ofrecer a mi esposa una vida holgada y tranquila”.
Pero cual no fue su sorpresa cuando nada más partir en dos la rama, en su interior apareció una niña del tamaño de un dedo pulgar, envuelta en finos ropajes, que brillaba con un resplandor plateado. 
El anciano la tomó entre sus manos y la llevó a su casa donde él y su esposa la criaron como a la  hija que nunca tuvieron La llamaron Luz de Luna, pues ella también desprendía aquel extraño y maravilloso fulgor plateado.

Luz de Luna creció feliz con sus padres adoptivos y nunca le faltó nada, puesto que cada vez que el leñador cortaba una rama de árbol nueva, encontraba en su interior monedas de oro. 
Luz de Luna creció y se convirtió en una bella muchacha, la más hermosa de todo el reino. 
Cinco príncipes insistieron en ser sus pretendientes Luz de Luna  puso a prueba a los cinco, enviándolos a buscar cosas imposibles con la esperanza de desembarazarse de ellos: 
“En primer lugar, dijo, deseo la fuente donde nace el río Nilo  
En segundo lugar quiero una hermosa rama de oro con joyas de los árboles de la isla de Los Sargazos, como tercera petición quiero el legendario vestido de Rata-fuego de China, el cuarto deseo es que recuperéis la joya de mil colores que pende del cuello de un temible dragón de Antofagasta  y por último deseo la concha de cauri que nació de las golondrinas”.
Tras estas palabras, los príncipes se repartieron los encargos y partieron en su busca. Sin embargo tres de ellos ni siquiera salieron de su casa e intentaron engañar a la bella Luz de Luna con sus presentes. Los otros dos no lograron alcanzar sus objetivos, perdiendo casi su vida en la empresa. 
Luz de Luna se sintió muy contenta pues no deseaba abandonar la casa de sus padres adoptivos.

El propio Emperador de Japón, se interesó por la belleza de la muchacha. Por ello se dirigió a la casa de los ancianos para comprobar la bella Luz de Luna y sucedió que nada más verla quedo prendada de ella hasta el punto de arrodillarse antes su padre para pedirla en matrimonio.
Luz de Luna lo rechazó con tristeza pues el Emperador había conmovido su corazón, por eso le dijo: “Aunque no dudo que vuestro amor sea sincero, jamás podría casarme con vos, pues no pertenezco a este lugar, algún día habré de partir y no quisiera veros sufrir”. 

Durante aquél verano, cada vez que Luz de Luna contemplaba la luna llena, sus ojos se llenaban de lágrimas: había recibido un mensajero que le había comunicado su origen, el Reino Celestial, y que su vuelta estaba próxima,  pues la batalla que allí se había librado y de la que habían querido protegerla, había terminado. Por eso, había llegado el momento de regresar al reino de la Luna. 

Tras enterarse de la noticia el Emperador puso a su guardia rodeando la casa de Luz de Luna para evitar que vinieran a buscarla los emisarios celestiales.  Una noche, todos los guardias quedaron cegados por una extraña luz que resulto ser el cortejo que venía en busca de la muchacha. 
Luz de Luna lloró amargamente, pero sabiendo que este era su destino, se preocupó por escribir a sus seres queridos para despedirse y al Emperador, además, le mandó como regalo un cántaro con el elixir de la inmortalidad que habían traído sus criados de la Luna. Seguidamente los miembros de la embajada celestial le colocaron sobre los hombros un manto de plumas gracias al cual olvidó la tristeza y el pesar que le producía el separarse de sus seres queridos y partió con su séquito volando hacia la Luna y allí reinar 

30.8.13

El vuelo del sombrero

mi admirado Sandro Boticcelli haciendo nacer a Venus de la espuma del mar



Todo ocurrió de esta manera:
Llegabas tarde a trabajar, ibas corriendo por la Piazza della Signoria, bajo  la torre del  Palazzo Vecchio, cuando un golpe de viento elevó tu sombrero por encima de los árboles, por encima de las casas...hasta quedar enganchado entre las manecillas del reloj que impasible marca las horas en la Torre de Amolfo en el Palazzo Vecchio cuando el reloj marcaba las 9'55 AM, por que tú querida mía,  no madrugas mucho.
Asombrada viste que una mano salía de un ventanuco de la torre y tomaba el sombrero
Diste por perdido el sombrero regalo de Isabella, en tu último cumpleaños. Luego el día transcurrió de lo más normal, una vez olvidado el incidente del sombrero

A la mañana siguiente justo a la misma hora, 9'54 minutos, el sombrero cayó del cielo a tus pies Cuando pasaba de nuevo por el mismo lugar. Estaba impecable, perfecto, sin un daño. 
Y era sin duda el tuyo, no había dos iguales
Miraste  a la torre del reloj y no viste nada especial

Dentro del sombrero había una nota
" Te espero a las 10 AM, el próximo día 20, junto a estatua de Cosme I "

El resto, es de sobra conocido

25.8.13

nadA - avE


" Eva y Adan " Gustav Klimt







Ese día el mundo había llevado su locura a término
Guerreros de medio mundo golpeaban sus escudos con sus armas produciendo un estruendo
Enfrente, el otro medio mundo guerrero les esperaba.

Llegó la noche y el silencio cayó como una losa. Un silencio total abrigaba los cuerpos yacentes

Amaneció, me incorporé y miré a mi al rededor . Solo humo en las aldeas cercanas y cuerpos que todo lo cubrían. Era el único hombre superviviente de la gran contienda. La desesperación me embargó, el cielo estaba plagado de círculos de aves carroñeras. Me tumbé deseando la muerte por inanición

Una sombra se interpuso entre el sol y mis ojos. Me incorporé. Era una joven, normal, de belleza normal, se la veía sana. Me sonrió

Me preguntó mi nombre: Me llamo nadA
Yo avE, me dijo

Vamos, avE, tenemos muchas cosas que empezar juntos


24.8.13

Proserpina



" Rapto de Proserpina " Tintas. terminado hoy

Proserpina, estaba en esa edad en la que ni era adolescente ni mujer hecha. Jugaba con sus amigas en la charca de un remanso del río, salpicándose agua unas a otras. Lo hacían cada tarde desde que llegó al pueblo para pasar estas vacaciones. 
Proserpina vestía como una joven más de su tiempo. Pelo medio rapado hasta dejar una cresta a mechones, piercing el los lugares más raros de su cuerpo, y ropa alternativa entre gótica y románica.
Proserpina había dejado en su ciudad un novio, mucho más alternativo que ella, era el batería de los " Icy Hell " y su cuerpo era un verdadero catálogo de tatuajes multicolores
Plutón, era un buen mozo, pelo rapado, mirada misteriosa, atractivo, y un perfecto "Emo" reconducido. Ese año había sacado notas muy buenas, y pasaba una larga temporada en el mismo pueblo que Proserpina, viviendo en una cueva: su "inframundo".
El azar hizo que una tarde viera los juegos de Proserpina con sus amigas, y quedó flechado por ella.
Durante tres días admiraba  escondido mirando su belleza. El cuarto día espero que se quedara sola y tomándola en sus brazos, se la llevó a su inframundo
Plutón la inició en los cigarros de marihuana, en su filosofía vital y en el sexo tranquilo.
Durante seis meses Proserpina vivió una aventura totalmente enamorada de Plutón, hasta que extrañó a su batería alternativo
Habló con Plutón, y le comentó su disyuntiva. 
Proserpina, a partir de entonces vive seis meses de luz y verdor con dulces frutos con su batería, para los otros seis meses con Plutón vivir en su inframundo, en una larga, oscuridad donde el sexo completa sus otros seis meses cada año.

Es  también el mito de Orfeo y Eurídice, el ciclo de la vida. Proserpina sale del inframundo  en primavera, verdea y da frutos, para en Otoño, regresar a los infiernos, mientras toda
la vegetación duerme
BERNINI y su " Rapto de Proserpina "...sin palabras 





23.8.13

Bocetos y retazos juveniles





Eran otros tiempos. Os he traído un par de apuntes rápidos que hacía en mis comienzos en el Círculo de Bellas Artes. Allí fue la primera vez que vi a una mujer desnuda, tan cerca que la podías tocar si avanzabas la mano. Me enamoré de una de las modelos.
Yo era muy joven, inexperto e inocente. Ahora sigo siendo lo mismo menos joven
Os contaré algo que también me ocurrió ese mismo año, cuando yo tenía 19 años

Habitación 1107, del hospital Ramón y Cajal. Íñigo y yo, somos amigos desde que teníamos meses.
Intercambiábamos chupetes o papillas de frutas después del baño. Pero eso es otra historia.
Recuerdo que era miércoles, como hoy, al salir de trabajar en la tarde, me acerqué para verle y llevarle unas revistas.
Entre en los ascensores del ala izquierda, Excepcionalmente no había nadie en el hall
sólo un raro silencio que todo lo envolvía. El ascensor paró en la planta primera, una ráfaga ligera y fresca antecedió a una chica joven, que vestía el clásico pijama azul del centro sanitario, entró a compartir conmigo el ascensor.
Me preguntó: "A que plantas vas? A la Once.
Bueno, tenemos tiempo ". La mire desconcertado
Desabrochó su chaqueta del pijama y deshizo el nudo de su pantalón
Por discreción, hago una pausa en el relato, y me salto los siguientes veinte minutos... bueno puede que fueran menos minutos.
Después aún agitado, la pregunté :" No se cómo te llamas?" Tomo mi mano derecha, besó su dorso, y en voz baja, me dijo: "Sabías qué en esa planta, justo la once, murió una chica?
Dicen unos que si fue un fallo del anestesista, otros, que una distracción mortal, al inyectarla demasía de suero…."
El sonido de la campanilla anunciando la planta once, rompió el momento. Se giró, me besó y salió de la cabina del ascensor. Quedé paralizado ante su belleza y elegancia de andares
Y antes que pudiera reaccionar, la vi salir y atravesar las paredes  del pasillo 

21.8.13

Hombre árbol



Alba, acrílico


Antes de ser árbol había sido escritor, millonario, águila, dibujante,  cantante y ballena. Podía parecer estúpido, al fin y al cabo un árbol poco podía hacer más que crecer e intentar violar al sol de vez en cuando. 

Había vivido dentro y fuera del límite inventado en mis 6 vidas y estaba consumido de movimiento. 
He sufrido golpes, persecuciones, robos, desilusiones, muertes crueles, desengaños y mentiras. Ha conocido de lejos el bien, pero fui hermano de sangre del mal.
Y ahora sólo codiciaba un sosegado sueño, sin acción ni cometido, sin dolor ni beneficio, sin conflictos mentales ni angustias oprimidas.  Sólo quiero contemplar estático, sin depender de nada más que de luz y agua.
Así mi persona árbol se dejó crecer, sabiéndose esbelto y tranquilo, siendo un perdido tronco alzado, agarrándome fuerte mis raíces a la tierra, regalándome a ella, entregando mis matices a un mundo cabrón que no me merecía.  
Ante un mundo que ya nada podía darme más que la quietud que me debía.

Y así  inmóvil me dispuse a dormir perenne. 
Tan muerto y vivo como en mis otras 6 vidas.

Hoy Alba se fue, no la lloré, todo lo contrario, se fue muy feliz a vivir en otro lugar donde va también va a  ser  muy querida



  

20.8.13

memorias a calzón quitado



" Dedo peineta" dibujo a tintas, hoy

Pocos saben de Alba, quizás sólo tú
Su historia sólo la cuento a personas con las que hablo a "calzón quitado" 
Escucha, por favor:

En mis años locos, en la angustiosa época de estudiante, se dormía poco, a deshoras 
el único pensamiento sostenible era: SEXO
Alba trabajaba hacía el turno de noche en esa farmacia abierta 24 horas cercana a casa.  La conocí  después de una y otra vez me viera llegar corriendo a horas intempestivas a comprar condones 
Al principio pensó que era una disculpa para ligar con ella, o que estaba loco y jugaba a ponerme condones en los dedos de la mano, o inflarlos y soltarlos para ver el trazado que hacen  en el aire.  Pero a la quinta o sexta vez que llegué apremiante a las tres y media de la noche, despeinado, sin calcetines, con cara de desesperación...empezó a sonreírme  


Resulta que en el fondo la hacía gracia que no fuera previsor
Las siguientes veces, ya no hacía falta que dijera nada. Me entregaba un paquete de condones y una sonrisa
Con el tiempo intimamos, y ella era la que llevaba los condones en las citas. 
Durante un tiempo ella me enviaba sus relatos obscenos, y descargaba sus ansiedades conmigo, era algo " poco convencional y rarilla ". Luego se acabó  la intimidad y el decirme eso de: "Jodío-marino-no-te-muevas-tanto-que-me-haces-explotar"....entre carcajadas. 


Alba salió de mi vida, creo ahora vive sola en una casona antigua, en esa ciudad española con playas maravillosas. Ha perdido la cordura y mueve sus camisolas blancas frente a las ventanas simulando ser el viento de un armario. 
No es peligrosa,  pero asusta a las extranjeras gritando miles de nombres en Hebreo 

19.8.13

Una raya tejida por cada falta


" Dama de la cebolla " Acrílico SIN TERMINAR


Un beso en los párpados me hizo despertar
Era ella, su lengua recorrió mi cuello, 
luego todo el cuerpo, piel sobre piel;  
mis manos  ciñendo  su espalda, sentí la mirada inalterable, la boca seca 
¿Qué hora es? pregunté.
Demasiado tarde, contestó ella, y se recostó a mi lado
Permanecimos inmóviles mirando la lámpara de la mesita de noche, con la barca que da vueltas en su pantalla
¿ Funcionas aún dije ? rompiendo el silencio 
Creo que si, ¿ Quieres probarme ?
Y nos metimos de lleno en la comprobación

Temblaba con un ruido ronroneante, su mirada vidriosa estaba a punto de romperse.
Su cuerpo se contorsionaba sin espasmos bajo mi peso
" Siento que ya no.." sentencié
Ella se puso triste, encendí un cigarrillo, nos miramos con miedo, y nos abrazamos

Se levantó dejando su perfume en las sábanas cerró la puerta al salir 
Fui tras ella, y sin que me viera observé su nuca
Ahí estaba su código de barras y su fecha de caducidad ya cumplida.

Todo caduca, me dije 




18.8.13

Una de mitos: Clitemnestra

No dejéis de escuchar ENTERA esta música


Latir mi eternidad como un reloj inútil, latir
Deshacerme en su destino como una fruta en la boca, latir mi eternidad
Sólo para darle sensación de dulzura como una fruta, deshacerme en su destino
latir, como un reloj inútil, latir mi eternidad en su regreso, latir



.
Clitemnestra recuerda a su amante Egisto, el joven que la había acompañado como perro fiel durante el último año en la hacienda, y que aquella noche la había ayudado a planear el asesinato de su marido; pero ¿a él? ¿De dónde lo conocía? ¿Cómo había llegado ella a ese lugar? Sumida en un silencio casi místico, comprende que está muy lejos de su origen. Entre la celda y esa playa desierta seguramente había mucha distancia. Entre su marido y este hombre, también. 
Lee su ternura en sus ojos pardos y se da cuenta de que la ama. Ahora nada puede sucederle, nada. Recupera su razón. Constata que no ha envejecido. ¿Para qué regresar al origen? Indagarlo es la locura. Ella no está loca. Le queda claro. Sin titubear, responde con un beso cálido en los labios de su nuevo amante. El antiguo, Egisto, ya habrá pasado a la historia. Ella no está más en aquella celda. ¿Para qué indagar? Dócil, toma del brazo a su nuevo hombre y juntos se encaminan por la playa. 
Ella sigue silenciosa y se anima para sus adentros: No, esto no es la locura. Es la libertad.


Clitemnestra asesina a Agamenón, obra de Pierre Narcisse Guérin

En la versión clásica del mito, Clitemnestra, reina de Micenas y esposa de Agamenón, venga la muerte de Ifigenia, su hija mayor, entregada por su padre en sacrificio a los dioses para que éstos favorecieran a la flota que debía partir hacia Troya. Tras la partida del Rey junto con su flota, Clitemnestra toma como amante a Egisto, joven primo de su marido. Al regresar Agamenón después de diez años de ausencia, en compañía de su amante Casandra, Clitemnestra decide dar forma a la venganza y asesina a su marido con la ayuda de su amante.


17.8.13

Amor de sirenas

" Camino a... " Acrílico hoy




No deja de observar a su muchacha tendida en la cama, desnuda. 
La mirada fija en sus rosados pezones
Sonríe



La noche refresca, pero toda ella es verano en este momento. Va a la nevera y saca varios cubitos de hielo. Se lleva uno a la boca. Suenan chasquidos: sus mandíbulas le parte en mil pedazos
Luego se acerca a la muchacha tendida en la cama, abre sus muslos y busca la razón de ser, mientras muerde los pezones rosas

La muchacha de la cama dice "-Con cuidado, son muy sensibles-"
La noche fresca se tibia en primavera. Ella introduce fina seda en sus humedades
Gime la muchacha de los pezones rosas. La traba ella con sus muslos; ya no hay ni invierno ni primavera
La seda resbala obediente a la mano en el justo momento. Mi verano llega. El suyo seguido. Siempre es demasiado pronto...

La oscuridad nos mantiene así: unidas, minutos, horas,
primaveras, veranos, cuatro estaciones,
un instante, la eternidad

16.8.13

mi oso de peluche ( AVISO: textos e imágenes pueden herir su sensibilidad :-)





Hoy el cuento no es de final feliz


Recuerdo de niño, esos miedos nocturnos. Una noche rompí a llorar presa de pánico, apareció mi madre con su remedio fabuloso: un vaso con agua. Todo lo curaba con un vaso con agua
Una vez que me tranquilicé, comenté a mi mamá el por qué de mi miedo: Me habia mordido el dedo mi osito de peluche
Mi mama, besó mi dedo  justo en la marca rojiza y dio unos falsos azotes a mi osito de peluche
Luego mi madre se fue satisfecha, y apagó la luz
En la oscuridad, vi los ojos brillantes y maliciosos de mi peluche
y esa risita suya  que me hiela la sangre…