Páginas vistas en total

31.7.13

las 350 diferentes formas de mirar


Luciérnagas en la noche, junto al río





¿ Cuántas veces al día miras el cielo ?  y por las noches a las estrellas ? Es lo primero que me preguntó Lunaiux. 
Hace años conocí a una joven en Gredos, que resultó ser una bruja buena
Me miraba de 350 formas distintas, decía que cada año que cumplía ganaba una forma nueva de mirar.  Todo fue muy natural. Un día por la mañana se expandió por Gredos, como el rocío cae al pasto. 
Todas las noches la oía reír entre los pinos y entre las aguas de los arroyos y antes de dormir, bajaba al remanso del arroyo y cerraba los ojos con fuerza, y hablábamos de nuestras niñez sin parar de reír 

Cada mañana un aroma a manzanilla y sándalo lo envolvía todo, 
Regresé a la ciudad y un mes de Abril, llovió a mares sobre Gredos y el arroyo por las noches  se llenó de pequeñas luciérnagas. Lunaiux, había juntado las nubes para que yo no me fuera.  
Aquella noche bajé al remanso del arroyo sin cerrar los ojos, ahí estaba con sus muchas maneras de mirar, quise abrazarla, besarla, pero no pudo entender  se sintió mal  y se fue 
Cuando regresé años después  al remanso del arroyo, el pueblo había construido en ese lugar una presa para controlar el riego.
Lunaiux, ya no era visible, aunque su presencia seguía siendo evidente cada día 
El olor a manzanilla y sándalo persiste por las mañanas. 

Siempre me queda la esperanza de algún día aparezca y tomar una infusión de manzanilla juntos



30.7.13

Djemaa el Fna





Mi primer auto retrato, tintas y acrílico


¿Cree el ángel en su inocencia, que hay hombres de la guarda?


A veces  siento que existo por que tú me piensas, que como la plaza de DJemaa-el Fna , estoy a  que dispongas abrir las ventanas y poder tomar vida

Soy por que me piensas en tu sueño, eres por que te sueño?
No deseo despertar y contemplar que no hay ventana, que no existes que sólo estas en mi mente, y que no soy, no estoy, no existo




Llega la noche y la plaza despierta y a poquitos se convierte en un gran hormiguero humano sin reglas. Djemaa el Fna, (la plaza de los difuntos) , presenta cada día un espectáculo irrepetido
Encantadores de serpientes, malabaristas, dentistas, escorpiones paseando por la cara de un tal Mohamed, acróbatas, domadores de monos.
Contadores de cuentos, escupidores de fuego, tragadores de vidrios, echadoras de hueso que te leen el futuro, pintoras de manos con henna, música en vivo y danzarinas de caderas rotundas
Entras en un mundo que no te permite ser neutral, ser ajeno a su grandeza y sus miserias. Riqueza ilimitada con una pobreza impensable
Y el caso es que te adaptas, bulles, casi gorjeas en ese puchero de gentes que son los zocos ¿ los más auténticos, fascinantes ? Pensé que Gran Bazar de Estambul, era la quintaesencia del alma oriental y sólo es una galería comercial, comparado con el zoco de Marrakech
Huele a aguas sucias, por que hay agua sucia, huele a grifa fumada, a vainilla, huele a te de menta, a especias, a pescado que fríen para consumir ahí  mismo entre la gente, a tajine de buey, a cus cus de cordero, a pastelillos de miel, almendra y canela

Suena el Almuecín en la segunda llamada a la oración
¡¡ Alá es grande, Alá es el único Dios…!!
Tres voces de tres cercanas mezquitas superponen sus megafonías. Y te ves en medio fascinado… disfrutando de contemplar esa gran representación que cada día, se lleva a cabo. Es el teatro de su mundo, Marrakech no deja indiferente
Te hastía la agresividad de sus gentes en la plaza de DJemma el Fna intentando captarte de cliente, o complacido las muestras de hospitalidad del improvisado guía que te lleva hasta la entrada del Palacio de Bahía sin pedirte nada

Luego tú, querida, desde la fantasía de tu mente
en esa habitación de tu casa en el país de la Niebla y la lluvia donde el sol no habita, cierras la ventana que da a DJemaa-el Fna y queda la plaza silenciosa y sin bullicio esperando que vuelvas a darles vida
.

29.7.13

Laura, Daphne, El laurel







 
Dafne huyendo aterrada de Apolo- Escultura de Bernini-
1999, en un día como hoy 29 de Julio, cerré las puertas al mundo, para iniciarme en la vida que voluntariamente había decidido. El Seminario Maggiore di Firenze, en un edificio que me acogió primero como diácono para después cumplir mi vocación sacerdotal.
La celda-habitación del primer piso era luminosa, un camastro cómodo, un armario, conexión a internet, una mesa de trabajo, y una ventana desde la cuál se veía el claustro con bellisimas arcadas, a la derecha, se apreciaba el huerto, en cuyo rincón un laurel de porte exquisito le presidía en uno de sus rincones.
Laura, siempre me gustó ese nombre: " Triunfadora " eso quiere decir. Mi vocación pasaba por estados de firmeza y de pura duda. Salí por la ciudad. Regresé a la caida de la tarde, accedí a la huerta por una puerta de rejas, sin oposición alguna, ya que ni cerradura, ni candado la protegía.
Fui derecho al laurel…
….

Lo siento, he tenido que interrumpir el ralato, y ahora 45 minutos más tarde los retomo.
Su olor persiste en mi mente , su olor no era el de un laurel, su olor es el de una mujer en celo, feromona pura. Nosotros los hombres sabemos lo que decimos. Aquello me turbó, eché a correr y casi atropello a Piero
¡¡¡¡ eehhhh spagnolo che io atropelllas  !!!!!
Scusa Piero , lo sento
Pareces haberte encontrado con la mismísima Dafne
Le miré, y le contesté: Dafne es laurel en griego, verdad?
Si y Dafne es la hermosa joven que huyendo de Apolo, fue convertida en laurel: ESE LAUREL que ves ahí en el rincón de la huerta.
JAJAJAJA, no pude si no reirme, ¿ vas a decirme ahora que creer que las leyendas, son reales?, eso es paganismo
Mira Rodolfo, no se si será o no paganismo, pero se que muchos novicios , han visto cosas raras…
Qué cosas? pregunté
Cosas, me respondió 
Piero se dió la vuelta y me dejó con más dudas de las que ya tenía.
Esa noche no conciliaba el sueño, la luna en cuarto menguante, daba suficiente luz a el claustro ya con luces apagadas, miré al huerto. EL LAUREL NO ESTABA
Me vestí y bajé corriendo. La curiosidad era superior al miedo que sentía. Ya en el huerto, certifiqué que el laurel había desaparecido.
Sin embargo, su perfume, ese olor irrestistible a feromona femenino era infinitamente más intenso.
Ansioso busqué entre las sombras que las matas de tomates, y las viñas producían.
Rodolfo...

Escuche claramente mi nombre
Rodolfo, tranquilo, soy laura o Dafne, como quieras, escuché tu nombre a Piero.
La claridad de una luna en menguante, iluminaba su cara, su pelo, sus grandes y bellos de ojos y esos labios carnosos. Me tendió la mano.
Tómame Rodolfo, no quiero seguir huyendo más, quiero al fin conocer el motivo que me llevó a que me convirtieran en laurel 
Mis manos ya desabrochaban su camisa, que cae al suelo.
Veo como cierra los ojos y comienza a temblar.
Han pasado catorce años, lo que sucedió en ese huerto, por respeto es algo que queda para nosotros. Increíble, fascinado aún con el recuerdo.
He vuelto a hacer el amor con más mujeres, a las que he amado siempre, Ningún amor es comparable con otro, son distintos.
Laura, compartió el amor más intenso que un hombre pueda participar. Un grito inhumano salió de su garganta cuando al unísono llegamos en explosión, a la cima de nuestro clímax.
Eran cientos de años soñando con algo así, años anclada en el huerto deseando ser deseada, queriendo querer, ser querida, guardando tanto amor para dar….
Los hermanos abrieron las ventanas al escuchar su grito.
El convento parecía un árbol de Navidad tan iluminado
Laura y yo desnudos abrazados, aislados de todo.
Laura me miró y con una ternura infinita me dijo" Rodolfo, lo que hemos sentido hoy es lo que he esperado durante miles de años" Ya puedo seguir mi destino. Gracias.
Me besó, y lentamente, se fue al lugar donde de siempre había estado plantado el laurel, para en cámara lenta ir , ante el estupor de todos , convirtiéndose de nuevo en laurel 

27.7.13

Conversando con el espejo




Lucía


Entonces, quieres que lo cuente ?. - Asentiste con la cabeza -

Hace unos años, digamos seis, viajé al norte de Italia, primero a Torino, luego Milano
Iba a entregar unos dibujos que Piero me había comprado.  
Hacía sonar el clavicornio  comprado en Dublin. 
Quédese a cenar, me invitó cordialmente la esposa de Piero. Tenemos agnolotti de jamón y huevo, truchas y de postre chocolate Gianduia. No pude resistirme y acepté
Piero es un gran maestro concertista que formó a tu padre en una etapa de su vida. 
Rodolfo, me dijo a la vez que me entregaba una copa de Barolo, he vivido tanto como he viajado por mi trabajo, de cada lugar al que voy y me siento feliz, me traigo un recuerdo. Como verás mi casa tiene piezas de arte de muchos lugares, pero el objeto más especial es este que te voy a enseñar y traje de Bagdad 

Le seguí hasta el final de un pasillo que terminaba en un gran espejo de techo a suelo enmarcado en una talla de madera muy elaborada. Luego me trajo una silla y ofreció sentarme. Lo hice, gire la cabeza y Piero ya no estaba

Todo me pareció extraño
El espejo dejo de reflejarme. Intenté levantarme asustado, pero algo me tenía sujeto e inmóvil a la silla
La imagen se aclaró, comenzaron a aparecer escenas inconexas de una mansión rodeada de ventanas y una balconada que recorría todo su perímetro.  A su espalda unas caballerizas. Bultos que parecían fardos de heno, una niña escondida en lo alto de los fardos y una mujer que jugaba a buscarla entre risas. 
Luego las imágenes se revolvían y había mucho desorden. Corrían con la niña en brazos, tenía la cara hinchada y la costaba respirar, la madre repetía: ¡ la ha picado, la ha picado...!

El espejo enturbió las imágenes y reflejó una puerta conocida, era la de mi casa. Me levanté de la silla esta vez si, empujé la puerta y pase al otro lado del espejo. Pisaba sobre algo esponjoso y blando; al final veía la luz hacia la que me dirigí 
La escena en ese lugar de luz, era precisamente la misma que ayer os contaba en mi relato, mis amigos mi gente, mis padres...Me vi, me vi en un supuesto futuro de seis años...
Estaba tan desconcertado que no quise ver más. Cerré los ojos  con fuerza, cuando los abrí estaba sentado frente al espejo que reflejaba mi imagen. Contemplándome  asombrado

El vino que me había ofrecido Piero estaba ya un tanto caliente, yo seguía desconcertado. ¿ Por qué? atreví a preguntar
Rodolfo, me dijo, vi en ese espejo aquello que positivo puedes hacer con alguien que vas a conocer próximamente  ¡ Parece azar, todo parece azar!   ¿ verdad ?. 
Tu sólo ofrécela que pida tres deseos


26.7.13

Presente continuo

Foto final de la experiencia de presente contínuo.  La paloma es el halo vital de la jinete que se aleja



Alguna vez has tenido esa sensación de haber vivido aquello que en un momento preciso te ocurre?
Lo llaman " Deja vu "
Os confesaré algo: Todo lo que os cuenten al respecto de los Deja vu es falso, que si es " el descompasamiento entre el cerebro y el ojo por una fracción de segundo..." Tonterías
He estado sin publicar lo que para vosotros es un día. De donde regreso el tiempo no existe. No hay un antes, un ahora y un después
Pensáis que los grandes logros, los grandes pensamientos de la Humanidad de deben al tesón, la observación y el estudio? Todo eso son explicaciones para niños, para que se coman la sopa y se adapten a las normas establecidas.
La noche del miércoles a pesar de las advertencias bajé al patio donde la bella jinete se me apareció
la noche anterior. Ingenuo de mi, llevaba mi teléfono, pensaba wasapear y sacar fotos de tener oportunidad.

Y llegaron las doce en punto, la hermosa jinete traía una cabalgadura, que dijo era para mi.
Monté y sin mediar más palabras corrimos hacia los árboles, y a medida que nos adentrábamos
en ellos aumentaba la velocidad de la cabalgadura y ocurrió que a la vez nos elevábamos en el cielo
en dirección imprecisa dejando la luna a nuestras espaldas

Paramos en medio de una negritud absoluta, mi corazón latía desaforadamente.
La bella jinete, extendió su mano proveyéndome de una capa y sombrero de ala ancha para mi.

Ven Rodolfo,  no hace falta hablar. SIENTE.
Por cierto el teléfono aquí es innecesario. Lo que veras " es "

La oscuridad se fue aclarando, estábamos en medio de una vegetación salvaje que bien podría ser una selva tropical. Tras atar los caballos, nos adentramos, yo siempre siguiéndola hasta que delante nuestro
se abrió un claro en medio de la selva, de una extensión grandísima, llena de colorido, como un
Jardín del Paraíso
Se lo que estas pensando , me pensó la bella mujer, pero no, no es el Paraíso, esto es el presente continuo de de la Humanidad aplicado a tu halo vital

En un instante la bella jinete desapareció y me quede en medio de una multitud con la que al cruzarme
iba entretejiendo su vida a la mía, sumando vivencias que antes tuvimos o que adelante tendremos
Vi a Charo el primer amor de mi adolescencia, estaba como la recordaba con 15 años, y Fernando, y Mingo, y Bernardo, y mi profesora favorita Mari Carmen, y D Javier el mejor profesor que haya tenido
y mis padres en su mejor edad, que me sonreían...
Allí estaba mi pasado, lo curioso es que estaba mezclado con mi futuro. Me llegaban las sensaciones
de los Jueveros, risas compartidas de tanta gente que seguirá vibrando en lo que llamamos futuro...
En un momento, de entre la multitud te sentí. ¡ Tenías ojos !

Pasó un flash de nuestras vidas, de la caída del caballo, de las risas, de otras vidas compartidas que
ahora aquí en este lugar me di cuenta que fue donde se vivieron...
Me tranquilizó ver que hay un después juntos en la amistad.  
Eché los brazos para sentir tu halo vital y a escasas micras de distancia del contacto, me difuminé
y aparecí, de pie ante la piscina que parece vierte su agua al Duero, tal como me hiciste llegar a mi ordenador esa fotografía

No, los "deja vu", no existen, son vivencias en otra dimensión de un presente continuo



24.7.13

El jinete

Aparecida, tinta china y acuarela
Era una noche perfecta, la luna ponía esacamas al río Duero. El viejo carillón comenzó a repicar las campanadas de media noche, justo en la camapanada diez se escucho el galope de Un caballo a la carrera. En la acampada doce le vi como un rayo aparecer al galope por la orilla del Duero tierra adentro, capa al viento y sombrero de ala ancha, de parecer entre La foresta cercana. Eso ocurrió el primer día de estancia en la posada Al día siguiente comente en recepción si alquilaban caballos, por que esa noche anterior había visto pasar a la carrera un jinete. Los recepcionistas, se miraron entre si y no contestaron. Luego en el desayuno un camarero me comento que había escuchado mi pregunta, y que se cuenta que algunas personas mas han visto en el tiempo ese jinete Anoche baje al patio por el que vi correr desde mi habitación al personaje Se que los que me conocéis de hace tiempo no dudais de mi cordura Pero anoche justo en la media noche, bajo la luz de la luna llena lo que vi marcara para siempre mi vida Faltaban segundos para la media noche cuando escuche el cabalgar del jinete. A las 12 en punto...apareció misterioso cabalgando directo a mi. Me paralice de miedo, estaba aterrado. El jinete paro su cabalgadura a centímetros de mi. Su caballo resoplaba y sudaba espuma de su carrera. El jinete e desprendió de su sombrero de ala ancha y la luna ilumino el rostro de mujer mas hermoso que hubiera contemplado. Luego hizo que su caballo se pusiera a dos patas y salvandome como obstáculo prosegio su marcha primero lento, se giro y una firme voz de mujer me dijo "Mañana, ven mañana, Rodolfo..."' luego se alejo a toda carrera Hoy ya es ese mañana, son las 17,45 de este día hermoso, y espero impaciente la hora del encuentro Se que debo tener precaución, miedo, desconfianza... Durante el desayuno, el mismo camarero que me comento ayer sobre el jinete, sin que yo le hubiera do pie, me dijo: "Ayer no le dije, que en esta posada ha habido desapariciones inexplicables' siempre hombres...

23.7.13

Con luna llena

Dice la gente asustadiza, en su superstición que las almas penan sus culpas en torno a las piedras que habitaron. Que todo castillo que se precie tiene su alma en pena que vaga en las noches de luna llena entre quejidos espeluznantes y crujidos de suelos o puertas que se abren chirriando. No OS lo creáis Era esa hora indefinida en la que la luna llena estaba en su orto dominando la noche cuando en mi sueño sentí un placer tan intenso que por un lado me hizo tener conciencia de lo que me ocurría y por otro mi cuerpo me invitaba a proseguir el disfrute que me regalaba Al fin explote en un orgasmo intenso. Tras cuperar mi aliento, entre abrí los ojos Aun me cabalgaba como una walkiria victoriosa, el rostro cubierto por un tenue velo, de plata los senos mantenía el abrazo calido de sus muslos sobre mi No hablamos, pero si comenzamos a comunicarnos con el pensanmiento. Comenzó a llamarme Javier y hablarme de lugares que según me comunicaba iba recordando . No me atrevía a decir nada, nuestros sexos se mantenían en contacto húmedo en esa situación cómoda No me llamo Javier, si no Rodolfo En otro momento eras Javier, te fuiste de mi lado provocando dolor. Nunca encontre consuelo Ese Javier no soy yo, volví a insistir Se incorporo, la vi en toda su grandeza de mujer Dejame ver tu rostro Soy yo, lo sabes, para que ? si me conoces de memoria Nunca se conoce a nadie ni a nosotros mismos Abrí la ventana, la luna inundo la habitación Di dos pasos hasta ponerme tras ella, la rodee con mis brazos y bese su cuello Vi como su piel se erizaba La gire y quite el velo que cubría su rostro ERAS TU Luego, simplemente atravesaste los muros de la habitación y desapareciste

22.7.13

tripeiros






Aquí me tenéis en mi segundo día en esta espectacular ciudad llena de lugares místicos, y llenos de belleza. La ciudad de los tripeiros seduce. Tiene nombre de vino o el vino tiene su' nombre.
Almorce tripas esperando un plato que entre sus ingredientes tuviera el alma de los porteños, pero resulto algo insulso y preparado sin alma de nada ni nadie
En Madrid también comemos tripas, aunque allí las llamamos callos
Y que maravilla los callos: picantes como los madrileños , con alma y sabor a historia
La historia de los triperos es tan triste como su plato. Desde Oporto embarcaban los navegantes para recorrer el mundo. Cargaban las bodegas con vacas y cerdos vivos o en salazón y dejaban a los porteños las tripas...
Si podéis visitar esta ciudad, siempre habrá bacalao
y princesitas para degustar y contemplar el espectáculo de ver cien mares de tejados
Por cierto, Penelope se caso con el frutero, emigraron a Brasil y son ahora los propietarios de la cadena de hoteles Pestaña