Páginas vistas en total

8.12.13

Pegaso

Detalle "Niña pelirroja" - SIN TERMINAR- 



¿Dónde estás ? Decía tu mamá a sabiendas que tus risas te delataban en lo alto de los fardos de heno del pajar
¡Aquí... mamá, aquí.!  ¿Dónde, no te veo?,  Ven, te contaré un cuento nuevo. Y tú bajabas, te sentabas a sus pies y tu mamá comenzaba a contarte el cuento: De niña en uno de nuestros viajes el Genio de la lámpara, me llevó a un lugar que no recuerdo como se llamaba, un sitio muy triste, ya que hasta esa palabra se quedaba pequeña. Toboganes oxidados, columpios rotos, era un antiguo circo con las telas desgarradas, resto de lo que un día debió ser un circo maravilloso, lleno de colorido 
Agarre la mano del Genio con miedo, en aquel entonces era más pequeña que tú ahora, y ver el polvo estelar del Genio recorrer sus venas me tranquilizaba 
Entonces le vi. Respiré y apreté más fuerte su mano. Le vi, y con esa mirada le quise como nadie le había querido en su vida,
Allí estaba el viejo caballo blanco. lleno de arrugas amarrado a una gran bola de acero
Entonces supe que Genio me había llevado allí, que íbamos a rescatar a ese caballo. Me llené de tanta emoción que las mejillas me dolían de la sonrisa. Se llama Pegaso, Pegaso Blanco, Dijo Genio y yo le miré. La chistera le tapaba los ojos
¿ Podré dormir algún día con él ? pregunté llena de emoción
No, nos lo vamos a llevar. Fue la primera vez que me rompieron el corazón. Nunca había llorado tanto y tan sentido
Genio me agarró la mano antes de que saliera corriendo y me abrazó, intentando que no me rompiera
Yo lloraba y lloraba.  Quería salvar a Pegaso.  Leerle cuentos y taparle con una manta. Pero Genio no me dejó y aunque fue la primera vez que me enfadé con él y no le hablé durante un año exacto
Un día me explicó por qué, y lo entendí

Cuando volví a buscarle, Pegaso se había convertido en una constelación y podía oír su risa y olisquear su felicidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario