Páginas vistas en total

4.11.13

Vidas, prejuicios, fracasos




Una vez al mes, siempre hacia mediados,  Alba se corta el pelo. No quiere le roce los hombros, es muy sensible, y está convencida que se excitaría al roce y todo el mundo por la calle se daría cuenta
Alba vive en un barrio normal de esta ciudad, en el piso 6º C. Cada tres días, Alba pone la lavadora y siempre en jueves, por que los jueves Ignacio pone la suya también e intercambian una sonrisa y un escueto saludo: ¡ Hola !

Ignacio vive justo enfrente de Alba, para dormir se pone colonia, tiene 34 años y sigue durmiendo solo. Tiene 8 pares de calcetines, todos negros para no tener que elegir. Por las noches se pone los cascos y se hace una tortilla francesa. Le encanta batir los huevos como lo hacía su mamá.
Hay sábados que baila en calzoncillos delante de un espejo cantando como si fuera Elton Jhon 

Alba se acompleja por que dice que tiene las tetas pequeñas, y no sabe andar con tacones
Hoy ya es jueves, es otra vez jueves, su jueves. Llega primero Ignacio a su tendedero luego Alba al suyo. Se miran, no se saludan
Alba sonríe y le piensa: Ven, acércate, bésame el cuello
Mete la mano debajo de mi blusa, amasa mi carne, manoséame entera
Escucha como suspiro de deseo, no dejes de apretarme, mientras me comes a besos.
Dame tu mano...bajo la falda no llevo nada. Acaríciame, esta noche emborracharé tus dedos...

Ignacio la sonríe y suelta su saludo estúpido: ¡ Hola !
Luego turbado por no recibir contestación se va a su dormitorio, se sienta en el borde de la cama, allí se siente libre para morir de aburrimiento una vez más 









1 comentario:

  1. Noto a Alba un poquito necesitada... a ver qué se te ocurre :)

    ResponderEliminar