Páginas vistas en total

26.11.13

En mis sueños



" Yin y Yang " tintas terminado hoy


De pequeño no podía dormir con la puerta del dormitorio abierta, aunque permanecieran apagadas todas las luces. Necesitaba sentir que no estaba incomunicado preso de algún monstruo azul que pretendiera comerme
y que en cualquier momento pudiera salir del armario

Siempre duermo con los ojos cerrados, solía soñar que llovía, llovía toda la noche con mucha fuerza e intensidad, hasta el punto que el agua rebosaba y entraba a el dormitorio por la ventana. 
Primero hacía charcos bajo el radiador y a medida que mi sueño avanzaba, crecía el nivel del agua inundando el dormitorio. Mi único pensamiento era abrir la puerta. Cuando lo conseguía entonces llegaba nadando hasta el mismísimo centro del universo, donde tú en lo alto de un árbol secabas tu pelo con un secador enchufado a ninguna parte.

Llevabas un vestido rojo, y el cielo estaba pintado de gris. "No llores, me decías. Harás que el agua esté salada ".

Si tú levantabas la mirada hacías que el cielo oscilara, controlabas las nubes, la lluvia y el sol.
Hoy puedo afirmar que ya no necesito dormir con la puerta abierta. Ahora, siempre que regresas a mis sueños, previamente la cierras







1 comentario:

  1. Todos los miedos se desvanecen, cuando se cierra esa puerta.
    Una historia preciosa, acompañando a un precioso dibujo. Un abrazo.

    ResponderEliminar