Páginas vistas en total

6.11.13

De principes y de princesas

mi princesa...



Cansada de esperar, ese día, precisamente ese y ningún otro Alba se vistió de heroína y fue rescatar a su príncipe desvalido que no se sentía a gusto con el papel adjudicado en la obra
Alba llegó a su palacio y llamó al timbre..., el príncipe ya estaba de copas y desenfreno  
en otro cuento diferente.

Alba tonta de ella, se sentó en el bordillo de la acera a analizar en qué momento se le escapó el cuento de las manos...
Quería darle un capón al príncipe, gritarle cuatro cosas bien dichas, y ver por qué iba todo de culo. Alba quería decirle que ya no iba a estar para él nunca más, que era un niñato miedica un engreído y un hxajhascjsjcsjcso ( censurado)

Decidió escribir el mejor de los cuentos: uno donde al príncipe le tocara quedar de gilipollas pero de todas las cosas que podía haber dicho o escrito sólo acertó a llorar

2 comentarios:

  1. Es que las princesas son como los ricos... también lloran :)
    Por cierto, qué mona tu princesa!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. no !! una princesa tan revolucionaria y valiente no puede sentarse a llorar ! seguro que después escribió el cuento : )

    ResponderEliminar