Páginas vistas en total

13.10.13

" Tercer asiento contando desde la izquierda..."


tercer asiento contando desde la izquierda- Metro-



Puntualmente todos los días justo a las 7:23 de la mañana sonaba mi despertador
me levantaba, rascaba mi pelo, rascaba mi barriguita, rascaba mis gemelos. 
Entre ducha y afeitado 19 minutos. 
Leche entera y Nescafé con 2 cucharillas de azúcar. Camino del metro compraba el diario. Leía las hojas pares. y eludía ver los anuncios

A las 8:17 cogía el metro y me sentaba en el tercer asiento contando por la izquierda. Subía los escalones corriendo de dos en dos y sólo pisaba las baldosas de color claro. 
Hasta ese día concreto. Estabas en el vagón del metro cuando le tomé a las 8:17, sentada en mi asiento. Llevabas un bonito vestido color cereza botas negras y un pañuelo negro al cuello, sonriendo. A partir de ese día cambié

Ya no controlaba el tiempo de ducha y pisaba sin mirar el suelo. Sin embargo era puntual  siempre cogiendo el metro de las 8:17, en que tú con tu hermosa sonrisa llegabas

Recuerdo que era viernes y como siempre ocupabas mi anterior asiento, con tu falda cereza, los pies cruzados luciendo tus preciosos muslos y ese bonito pañuelo negro de Carolina Herrera.

De repente un estruendo paralizó a todos. De tu cuerpo salían borbotones de sangre, tu sonrisa esta vez se transformo en un gesto de tristeza y asombro a la que me mirabas.
Te había disparado, solo balbuceé " Me has cambiado todo, me dio tanto miedo..." mientras caía al suelo la pistola aún humeante de mi mano





3 comentarios:

  1. ¡Cuantísima sangre!
    Luego dicen que la asesina soy yo...
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tanto orden ,tanto control a veces es una máquina de construir monstruos como ha hecho la sociedad con nosotros.Todo en su lugar,todo en su sitio....Así ,en el silencio más asesino .
    Muy sorprendentes tus finales.Ccomo siempre ,eres inesperado y genuino.
    Besucos de vuelta ,pausadamente.

    Gracias por tus saludos!

    ResponderEliminar
  3. Mi marinero de agua dulce, aun no tengo el recado en mis manos, no por culpa de la mensajera que ha sido fiel, pero ando algo liada, ya ves que ni aparezco por esto lares ni por ningún sitio, no es digno de esta sirena no ser agradecida, en cuanto pueda lo iré a buscar que me hace muchísima ilusión, gracias de corazón, volveré y te contaré, miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar