Páginas vistas en total

23.10.13

pájaro y árbol





Fue tan tonto el encuentro, tan impensado que ni tú ni yo recordamos quién comenzó a enviar al otro primero tímidos emails que pronto terminaron por ser diarios.
Pasamos a cartas.  Me encantó conocer tu letra y cómo te torcías en los renglones
Terminamos enviándonos paquetes por cualquier motivo. Cajas llenas de las cosas más disparatadas y locas  que comprábamos sólo por pensar la cara de sorpresa  que pondríamos al abrirlas 

No cabe duda que estábamos hechos el uno para el otro
Hasta que el destino nos jugó una mala pasada: nos mandó a lugares muy alejados uno del otro.
Tú sabes que soy un frondoso Arce, mi árbol zodiacal aries y que tengo profundas raíces bajo mis pies. Y que tú, querida, portas hermosas plumas que te otorgan libertad
Quiero creer que como todos las aves, antes o después regresarás para construir tu nido


4 comentarios:

  1. Parece un proceso total de enamoramiento y las aves,suelen volver al nido alguna vez.Me gusta creer en la posibilidad de lo imposible-
    (Parece que en esta ocasión,los dos hemos elegido el nido como clave de nuestras entradas.)
    BESUCOS de raices profundas

    ResponderEliminar
  2. Adventure lasts for a season. However, home is always in your heart. By heart, I mean the people whom you love.

    ResponderEliminar
  3. Aún con hermosas plumas es mucho mejor volar con Aladdin :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Muchas pajaritas tienen queréncia de volver a sus nidos, suerte.

    ResponderEliminar