Páginas vistas en total

19.10.13

Frío en los pies



" Azul" ( Frío en los pies ) Dibujo a tinta china año 2010


Despertamos la ropa arrugada y tan fría que , como si hubiera pasado toda la vida en un frigorífico
El cuello de la chica permanecía caliente pero sus pies desnudos, estaban helados de toda la noche. 
En la cercana estación un tren hacía la primera parada de la mañana, aquel chillido de frenos no molestaba su plácido sueño. Me acerqué a la ventana, recompuse como pude mis ropas y mi aspecto: La chica seguía tendida sobre su espalda esta vez con los ojos entreabiertos. 
Cogí sus pies amoratados y los coloqué bajo mi abrigo. El olor a tierra se colaba por el hueco del cristal 
Luego la chica me contó una historia que mucha gente desconoce: En las  noches  frías sin luna, algunos erizos descubren que si se juntan tienen menos frío. 
Se acercan cada vez más, pero son erizos y se pinchan unos a otros. Heridos y asustados, se apartan.  Luego se lamentan cuando se alejan, por esa pérdida de calor, pero al mismo tiempo, tienen un irracional miedo a dañarse. 
Pasado un tiempo y vencido el miedo, vuelven a juntarse y se pinchan de nuevo. 
Así permanecen durante algún tiempo... hasta que descubren una distancia que les permite darse ese calor sin necesidad de herirse .


4 comentarios:

  1. Es una historia muy bonita y seguramente la chica tiene razón...
    Por cierto, yo con los pies fríos no puedo dormir!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. También me gustó la idea: dos personas que se atraen, se gustan pero saben que no pueden estar juntas, por diferentes motivos: por la comodidad de su vida individual, por tener compromisos y estar atadas a otras personas o sencillamente, porque no se atreven a dar un paso más adelante y la movilidad se adueña de la voluntad y la intención...

    muy buena pintura. Eres un verdadero artista.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. En la vida todo es aprender... hasta a dar calor sin rozarse.
    Bonito cuento
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho esta pintura Javier, me gusta este cuento, Nada nuevo que me guste ¿verdad?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar