Páginas vistas en total

15.9.13

Superboy

Nota: Anónimo: tienes afectuosa contestación :-)
Aquí aún no era niño lobo


De pequeño siempre quise ser un monstruo terrible que asustara a las niñas tontas que no querían jugar conmigo. 
Con mi primo, compañero de aventuras, jugábamos a disfrazarnos. 

Con ropas viejas, una alfombra de piel de oveja teñida a pésima imitación de oso, y un bastante de imaginación me convertía en el más terrible de los lobos devoradores


Superboy en acción




Al final, antes o después tenía que ocurrir, mi mamá me castigó por mi persistencia en disfrazarme
y usar todo sin pedir permiso.  " Esta noche sin postre " y me castigaba a mi habitación. 

Allí  en la oscuridad, mirara donde mirara sólo veía sombras amenazadoras.
Siempre fui un insensato que no me echaba para atrás fuera cuál fuera el reto con el que me enfrentara

Por algo era el más valiente del barrio: El Superboy



Superboy, en su barca "superboy"
Nadie me entendía: lo que yo quería era ser un monstruo terrible, espantoso, que todos los que me vieran salieran corriendo de miedo, asustados.
Una noche, me escapé. Use varias sábanas para hacer una escala y partir al interior del bosque.

Entré en el bosque, salí del bosque, subí una colina, baje la colina, salté un tronco y otro y otro, hasta llegar a un río de aguas de chocolate con sabor a chocolate. 
Amarrada a la orilla  había una barca. Ponía mi nombre Superboy ( en inglés : superboy ) me subí en ella y la dirigí corriente abajo hacia el mar


Superboy, en su trono playero

Navegué por aguas de Colacao hasta llegar a una isla.

Oculté la barca y me adentré. Sentí que decenas, centenas, millares de ojos me observaban
Grité " Si sois valientes salid de ahí "

En un instante llenos de pavor, tiritando de miedo, centenares de monstruos salieron de sus escondites
Mi aspecto debía serles horroroso, y es que en nada me parecía a ellos.
No tardé nada en que me hicieran su rey

Me pasaba la vida tumbado tomando el sol junto a la playa sentado en mi trono, y todos los monstruos desviviéndose por hacerme feliz






Así pasaron muchos muchos años, y yo entre tanto monstruo cariñosos, si, amables, si, serviles, también
pues, echaba en falta alguien monstruoso como yo, y una noche de un 15 de Setiembre, rescaté mi barca
e hice el camino inverso que hacía años navegué
No quiero deciros, que: ¡ OOHH ! cuando regresé, para mi y los míos no había cambiado y seguía 
teniendo la misma edad, que cuando me escapé a la isla de los monstruos.
Y Colorín colorado, este cuento se ha acabado
Superboy con mi aspecto actual: soy el agachado de la izquierda


Post Data: Mi instinto monstrual sigue vivo
Grrrrrrrrrrrrr que te como !!!!
¡¡ Ñam..ñam...que buenas estás !!



6 comentarios:

  1. Anónimo21:22

    Jajajaja con este cuento si que te partes de la risa,besos encanto.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:38

    !Por su imaginación les conocereis!...
    y por su tipo de lectura también.
    Yo si te entiendo

    porque tropecé con niños así.
    que pensaban que las niñas éramos tontas.
    ??????????

    siempre fuiste especial
    como yo
    por eso siempre tendemos a escribir asi.
    !genial!...UN BESO

    ResponderEliminar
  3. He leido con el vello erizado y la emoción en mi garganta tus 3 últimos comentarios a mis 3 últimas entradas.
    Quiero que sigas escribiendo tapando con un velo a los demás tu identidad, me gusta la intimidad que has creado
    Tu letra es tan característica !!, la elegante manera de prolongar el rabillo de la letra "a ", la manera sensual de trazar las curvaturas de las " m ", la rotundidad de tus " o " y la elegancia de tu escritura con letra inglesa, toda ella inclinada con el mismo ángulo.... Me apasiona
    Cuando escribes desde "anonimo" dices esas cosas que con firma no dirías.
    Sabes que no soy vanidoso, será por mi procedencia humilde que así sea, y que tu texto lo tomo como muestra
    de amistad
    Un beso con la misma intensidad que los que me envías
    Siempre: Rodolfo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD.: Todos los niños, de niños, pensamos que vosotras las niñas sois así: Rompejuegos, miedicas y ñoñas
      Pero Todas las niñas pensáis que los chicos somos brutos, salvajes y sin sensibilidad
      Menos mal que unos y otros, al crecer remediamos las premisas de las que partimos y " nos
      complementamos " PERFECTAMENTE

      Eliminar
  4. Hola Rodolfo!
    Gracias a este post, pude íntegramente revivir todos aquelos momentos de mi infancia que no puedo olvidar. Gracias por esta remembranza. Te invito a visitar mi blog Banco de Imágenes Gratis en el que podrás encontrar muchas fotos gratis para ver, disfrutar y compartir.
    Saludos en la distancia.

    ResponderEliminar
  5. Y a mí que se me había pasado esta entrada de superboy!!
    No digo más... no vaya a venir el monstruo que llevas dentro :P
    Besos!!

    ResponderEliminar