Páginas vistas en total

18.8.13

Una de mitos: Clitemnestra

No dejéis de escuchar ENTERA esta música


Latir mi eternidad como un reloj inútil, latir
Deshacerme en su destino como una fruta en la boca, latir mi eternidad
Sólo para darle sensación de dulzura como una fruta, deshacerme en su destino
latir, como un reloj inútil, latir mi eternidad en su regreso, latir



.
Clitemnestra recuerda a su amante Egisto, el joven que la había acompañado como perro fiel durante el último año en la hacienda, y que aquella noche la había ayudado a planear el asesinato de su marido; pero ¿a él? ¿De dónde lo conocía? ¿Cómo había llegado ella a ese lugar? Sumida en un silencio casi místico, comprende que está muy lejos de su origen. Entre la celda y esa playa desierta seguramente había mucha distancia. Entre su marido y este hombre, también. 
Lee su ternura en sus ojos pardos y se da cuenta de que la ama. Ahora nada puede sucederle, nada. Recupera su razón. Constata que no ha envejecido. ¿Para qué regresar al origen? Indagarlo es la locura. Ella no está loca. Le queda claro. Sin titubear, responde con un beso cálido en los labios de su nuevo amante. El antiguo, Egisto, ya habrá pasado a la historia. Ella no está más en aquella celda. ¿Para qué indagar? Dócil, toma del brazo a su nuevo hombre y juntos se encaminan por la playa. 
Ella sigue silenciosa y se anima para sus adentros: No, esto no es la locura. Es la libertad.


Clitemnestra asesina a Agamenón, obra de Pierre Narcisse Guérin

En la versión clásica del mito, Clitemnestra, reina de Micenas y esposa de Agamenón, venga la muerte de Ifigenia, su hija mayor, entregada por su padre en sacrificio a los dioses para que éstos favorecieran a la flota que debía partir hacia Troya. Tras la partida del Rey junto con su flota, Clitemnestra toma como amante a Egisto, joven primo de su marido. Al regresar Agamenón después de diez años de ausencia, en compañía de su amante Casandra, Clitemnestra decide dar forma a la venganza y asesina a su marido con la ayuda de su amante.


2 comentarios:

  1. ES que se lo tomaban todo a la tremenda... tampoco es para ponerse así :)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Si él la animó para que acabara con su esposo, con el tiempo, el propio amante la abandonaría por otra más joven... hoy estoy negativa jajaja

    un abrazo :)

    ResponderEliminar