Páginas vistas en total

16.8.13

mi oso de peluche ( AVISO: textos e imágenes pueden herir su sensibilidad :-)





Hoy el cuento no es de final feliz


Recuerdo de niño, esos miedos nocturnos. Una noche rompí a llorar presa de pánico, apareció mi madre con su remedio fabuloso: un vaso con agua. Todo lo curaba con un vaso con agua
Una vez que me tranquilicé, comenté a mi mamá el por qué de mi miedo: Me habia mordido el dedo mi osito de peluche
Mi mama, besó mi dedo  justo en la marca rojiza y dio unos falsos azotes a mi osito de peluche
Luego mi madre se fue satisfecha, y apagó la luz
En la oscuridad, vi los ojos brillantes y maliciosos de mi peluche
y esa risita suya  que me hiela la sangre…

2 comentarios:

  1. Y se vengaría por los azotes...
    Por lo menos no era un payaso diabólico o una muñeca de porcelana...
    Y digo yo... ¿cómo tenías un peluche tan malo??

    ResponderEliminar
  2. En el puritísimo estilo terror, muy bien logrado, no hay que fiarse de los ositos de peluche ni en sueños.

    ResponderEliminar