Páginas vistas en total

1.8.13

La ventana



Daniel, Acrílico sobre lienzo


Intenté abrir los ojos, pero no podía, los tenía vendados
A mi lado estaba mi amigo Fernando le reconocí por la voz. Rodolfo  parece que ya recuperas la consciencia, tu familia vendrá en un momento, están firmando papeles.
Qué ha pasado, dónde estoy?, por que tengo los ojos vendados?
Tuvimos un accidente de coche, tú conducías y tienes una pierna rota. Los cristales afectaron a tus ojos, pero no es grave, dice el médico. Tú te llevaste la peor, parte, yo iba contigo y sólo tengo magulladuras.
Luego la familia, las bromas de siempre, y el darme ánimos. Luego me ayudaron
a que pudiera cenar,  y se fueron
Hola, me llamo Abelardo, soy tu compañero de habitación, no me he presentado antes por que estabas muy solicitado por todos.
Encantado Abelardo, me llamo Rodolfo
Si, oí que te llamaban así
Estas mal de la vista como yo, Abelardo?
Nooo, lo mio es el motor, no es nada de chapa, es mi corazón que esta cansado
Mira Rodolfo veo desde la ventana que hoy el parque está más animado. Como oscurece, se ven parejas de novios buscando un lugar tranquilo. Una chica pelirroja pasea su perro y al fondo, hacia las acacias se ven otros perros sueltos jugando.

La noche la pase con algunas molestias, me dolía sobre todo la pierna.
Rodolfo, buenos días, hace un día espléndido se ve gente corriendo por los caminos del parque
Ahhh, mira, la pelirroja también corre, y ¡ tiene un tipazo !
Así pasaron los días, Abelardo me lo ponía fácil, me daba ánimos, y mucha conversación, cada día me contaba las novedades que veía desde la ventana. Cómo crecían las flores, y los juegos de los niños.
Recuerdo ese miércoles, cuando desperté no escuche las novedades del Parque que siempre Abelardo me contaba El día anterior había estado muy silencioso.
Llegó el momento de mi cura, Ángela mi enfermera de manos deliciosa y voz dulce, me dijo que hoy a medio día, antes del almuerzo me quitarían las vendas y podría ver.
Y Abelardo? pregunté. Anoche sobre las 3 , tuvo una crisis, acudimos y le bajamos a la UCI, pero, nada pudimos hacer. Su corazón se negó a recuperarse

Me quedé afectado por la noticia
A las 12,30 de medio día vino el doctor y me quitó el vendaje. De momento al abrir los ojos, tanta luz me afectó y quedé un tanto deslumbrado. Mi vista se fue serenando.
Ángela, puedes ayudarme a ir a la ventana quiero ver el parque
Qué parque ? preguntó Ángela
Delante de la ventana, solo se podía ver un muro de ladrillos, allá donde miraras



No hay comentarios:

Publicar un comentario