Páginas vistas en total

9.8.13

El joven sin sexo





En la ciudad de Praga, un joven tenía una relación carnal con una muchacha y deseaba abandonarla.
Así  lo hizo, pero perdió su miembro, es decir, que  algún hechizo consiguió que no pudiera ver ni tocar otra cosa que su cuerpo liso carente de prominencia carnal alguna. 
En su preocupación, fue a una taberna a beber vino para olvidar,  entró en conversación con una mujer que allí estaba,  la habló de la causa de su tristeza,  y le demostró en su cuerpo que así era.
La mujer quedó sorprendida al palpar un pubis liso sin hendidura ni prominencia alguna,  y le preguntó si sospechaba de alguien, y cuando él nombró a la persona, ella dijo: "Si la persuasión no es suficiente, debes usar alguna violencia para inducirla a devolverte la salud". 
Así fue como por la noche el joven vigiló el camino que la señora bruja acostumbraba seguir, y al encontrarla le rogó que restableciese la salud de su cuerpo. La bruja afirmó que era inocente y que nada sabia de eso
El joven se le arrojó encima, le enrolló con fuerza una toalla en torno del cuello, y casi la  asfixió, diciéndole: "Si no me devuelves la salud morirás a mis manos". Entonces la señora bruja incapaz de gritar Y con el rostro ya hinchado y ennegrecido, dijo: "Suéltame y te curaré". 
El joven entonces aflojó la presión de la toalla, y la bruja le tocó con la mano entre los muslos, y dijo: "Ahora tienes lo que siempre deseaste ". 
Y el joven, sintió con claridad, antes de verificarlo con la vista y el tacto, que el miembro que le había. sido devuelto por el simple contacto de la mano de la bruja... era un sexo de mujer

3 comentarios:

  1. Vaya hechizos! Por un momento, a medida que avanzaba en la historia, imaginé que la bruja lo había dotado de rabo... pero no... Ahora, sabrá lo que siente una mujer ;)
    Besos Rodolfo, no ando mucho por estos parajes blogueros últimamente, pero hoy se me antojó asomar la nariz (sé, ya sé, la tengo fría!)
    Gaby*

    ResponderEliminar
  2. Hay que tener cuidado con lo que se desea y cómo se pide y explica lo que queremos, otros pueden malinterpretar o malentender nuestros deseos...

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Pues si la bruja lo dijo... así sería...pero a mí que no me toque!!!

    ResponderEliminar