Páginas vistas en total

22.7.13

tripeiros






Aquí me tenéis en mi segundo día en esta espectacular ciudad llena de lugares místicos, y llenos de belleza. La ciudad de los tripeiros seduce. Tiene nombre de vino o el vino tiene su' nombre.
Almorce tripas esperando un plato que entre sus ingredientes tuviera el alma de los porteños, pero resulto algo insulso y preparado sin alma de nada ni nadie
En Madrid también comemos tripas, aunque allí las llamamos callos
Y que maravilla los callos: picantes como los madrileños , con alma y sabor a historia
La historia de los triperos es tan triste como su plato. Desde Oporto embarcaban los navegantes para recorrer el mundo. Cargaban las bodegas con vacas y cerdos vivos o en salazón y dejaban a los porteños las tripas...
Si podéis visitar esta ciudad, siempre habrá bacalao
y princesitas para degustar y contemplar el espectáculo de ver cien mares de tejados
Por cierto, Penelope se caso con el frutero, emigraron a Brasil y son ahora los propietarios de la cadena de hoteles Pestaña

1 comentario:

  1. Así que los madrileños somos como los callos...
    De lo del frutero me alegro...
    Quedamos a la espera de más noticias...
    Besos!!

    ResponderEliminar