Páginas vistas en total

20.6.13

El vuelo de Isabella




" Icaro " - Dibujo a Tinta China


¡ Ícaro, escúchame: Dame tus alas, allá está mi sol.  Me espera, déjame tus alas,
Quiero volar.
Icaro… aunque muera, aunque me queme dame tus alas, Ícaro amigo mío !.
 


Isabella es una joven alegre, a quién un mortal accidente de tráfico de sus padres la marcó su vida. Tuvo que ir a vivir con una tía y en cuanto fue mayor de edad la pusieron a trabajar de azafata en una galería de arte en el centro de aquella triste y vieja ciudad europea llena nubes y lluvias.
Isabella, limpiaba el polvo de los cuadros a la venta.  Allí la conocí en una exposición que hice de mis dibujos. 

Isabella limpiaba y encendía la calefacción. Cuando la ausencia de visitas se lo permitía, tomaba el libro que tuviera empezado, arrancando mundos de sueños de sus páginas.
Su pelo brillante se lo recogía con un pañuelo, que resaltaba sus preciosos ojos de princesa de cuento, ojos más brillantes que la luna llena, su protectora. Su mente viajaba por lugares lejanos, su vida no eran ya esas cuatro paredes

Y no sabe cómo los deseos se cumplen. Isabelle, no recuerda exactamente cuándo comenzaron a crecerla alas.
Modificó su vestir para ocultar sus nuevos miembros todavía atrofiados. Hasta que fueron unas alas magníficas

Ese día se acercó a la puerta de la galería.
Se quitó la rebeca azul y simplemente voló
Voló con una sonrisa en sus labios

1 comentario:

  1. Volar dejando atrás los sueños, ahora los va a haceer realidad.!que bonitas figuras!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar