Páginas vistas en total

7.5.13

un cuento




Se conocieron en un parque de atracciones, de esto hace años
Ella era la chica del número del lanzador de cuchillos
El era el trapecista que daba giros en el aire y milagrósamente siempre conseguía agarrarse a un trapecio libre
Ella quería vivir, dejar la imagen que mantenía fija y que la atormentaba. Cada noche soñaba que uno de los cuchillos lanzados atravesaba su cuerpo mientras los espectadores aplaudían creyendo que formaba parte del número

El la confesó que sus pesadillas le asediaban cada noche Se veía incapaz tras una pirueta bellísima,de alcanzar al trapecio salvador y caía estrepitosamente a un suelo sin red, entre gritos de los espectadores

Ella una tarde le confesó que le amaba que se casaran y le llenaría de hijos
El no quería dejarla viuda llena de niños Y esperaron que algo cambiara sus vidas

Un día llego una nueva atracción
Era una caseta que tan sólo contenía una lámpara maravillosa. Una vez al día, concedía UN deseo
La voz corrió muy deprisa y se formaron grandes colas

A Julián que estaba en el paro, le concedió diez kilos de oro 
A una joven a punto de perder la fe de algún día casarse la sucedió que un joven alto, guapo y además diplomático la pidió delante de todo el mundo en matrimonio al salir de la caseta
A una viuda de luto riguroso, una mansión con 8 cuartos de baño de Porcelanosa y una huerta con tomates y alcachofas, en plena Castellana de Madrid

La joven parteneraire del lanzador de cuchillos, y el joven trapecista, decidieron madrugar ese sábado y antes que nadie entrara en la caseta de la lámpara maravillosa pidieron un deseo Lo hicieron con tanta fuerza y convencimiento, que se cumplió

Ahora nadie va a la atracción de la caseta por que la lámpara que se exhibe ya no concede deseo alguno

La joven partenaire y el trapecista disfrutan de la vida en un lugar donde nadie les moleste, con su 

reloj de arena que cada día les concede un deseo



4 comentarios:

  1. Realmente soy yo la genia la que les concede su deseo cada día...
    Me gustaría ver esa mansión con los 8 baños de porcelanosa y las alcachofas...
    Muy bonito.
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Se fué el mes de abril, pero ha llegado un mes de mayo lleno de cuentos que envuelven sueños. Precioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A veces los deseos sólo pueden conseguirse por la voluntad propia. Confiar demasiado en lámparas maravillosas puede conducirnos a una trampa sin salida, haciendo que pongamos toda la expectativa en lo que nos pueda caer del cielo en vez de concentrarnos en lo que queremos y podemos construir.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. A Teresa le gustará ser la inspiración de este cuento de personajes de circo. Toda una aventura, donde la magia, la sorpresa y el cariño destacan sobre los demás motivos. Una bonita historia :)

    un abrazo

    ResponderEliminar