Páginas vistas en total

17.5.13

"Acabarás tatuándote en mi piel si sigues latiéndome tan fuerte"

La joven del primer término de la izquierda salió en la fotografía que hice en Lisboa, en la Plaza de Chiado
Ella nunca fue consciente que la pintaría en un tríptico.
A veces las personas no son conscientes de la influencia que tienen con los demás




"Acabarás tatuándote en mi piel si sigues latiéndome tan fuerte"

Laura y yo nos conocimos un día. Era verano, mochila a la espalda, nos vimos, cuando cada uno de nosotros caminábamos sobre una de los raíles del tren, haciendo equilibrios.
Yo la vi primero, ya que ella iba adelantada. Aceleré el paso y al llega a su altura me presenté:
"Hola me llamo Rodolfo"
"Yo Laura", bajó la vista.
Así seguimos cientos de metros en paralelo, en silencio bajo el sol
Luego: Laura alargó su mano hacia mí, yo la mía al encuentro.
Compartimos latas de atún y pan de molde, compartimos fluidos, sudores, risas, cuevas, sombras y puentes, que encontrábamos en nuestro caminar.
La lluvia mojó nuestras ropas decenas de veces y si no, un río o una fuente pública .
En los pueblos ella tocaba la guitarra y yo cantaba. La barba y la ropa sucia de días me daba un aspecto alternativo. Ella se mantenía siempre como una princesa

Nunca la faltaron salva slips, para incluso entre risas pegarme alguno en la frente.
Paseos por la playa, correr al viento con paraguas abiertos dando saltos que nos parecían inmensos...¿Cómo no quererla?

Luego una estación de tren. Un anden. Una despedida. Sus ojos húmedos.
Nunca me perdonaré no haberla preguntado si era talla 90 o 95...?





2 comentarios:

  1. Pero ¿cómo pudiste tener ese olvido?, ahora entiendo que el tatuaje no llegara a efecto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita historia y qué duda tan terrible!!
    Besos, Rudolf!

    ResponderEliminar