Páginas vistas en total

12.4.13

La habitación vacía









En un tercero hay una habitación de hotel vacía: La 302. 
Huele a abandono precipitado. A sexo furtivo y soda, la soda de los amantes sinceros. 
Es un universo paralelo con olor a naftalina en los armarios donde guardan la cabeza disecada de un lobo azul. Una habitación con un decadente friso de madera en las paredes y ducha sin cortinas. 
Una habitación silenciosa, fresquita, venenosa y sin luz. 
Parquet de roble sin geometrías. 
Hay una habitación de hotel vacía. 
Polvo en suspensión y hojas blancas sin membrete. 
Suena el maldito despertador.
En un lugar donde nadie olvidó hay un clip. 
Un crepúsculo más allá del tiempo, una hora útil, deliciosa. Escrito está en su trazo vertiginoso lo que nada cambia en el devenir del mundo. 
Trato de asimilar su cordura.
Alguien dejó algo de bebida en un vaso. Una lengua lacia, blanca y acre. 
La sed sigue allí.































.

3 comentarios:

  1. Estoy pensando en todo lo que nada dice esta entrada y me quedo en blanco ¿por que será?
    (Ando muy atrasada, cuesta ponerse al día)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. jajaja
    ah! es un post puro, níveo y limpio...
    he recargado tres veces la página por si no estuviera totalmente abierta y resulta que la conexión a internet no está tan mal jaja

    solo asocio este post al radiante sol primaveral que se ve desde mi ventana porque en temas sociales y económicos hay mucha oscuridad y negrura.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El blanco lo es todo y a veces, no es nada...

    :)

    ResponderEliminar