Páginas vistas en total

28.9.12

girasol impertinente




Manos surcadas, frente amplia con marca de sol y sombra que su parda boina dejó en su piel. Tomamos unos vinos, recios, de los sin barrica ni mano de enólogo que le desvirtuara
El labrador me confesó que desde hacía años, cultivaba metáforas
Pensé por un momento qué sabor tendrían las metáforas
¡ Enséñame el huerto, por favor !
Atravesamos terrenos barbecho y llegamos a un rectángulo perfecto de amarilla superficie
Eran tan altos como como nosotros
El girasol más cercano , se giró y quedó mirando fijamente a los ojos
La perfecta formación quedó perpleja un instante ante la impertinencia de su compañero y en voz baja comenzaron a pasarse unos a otros el motivo del descaro 
El labrador, me dio unos golpecitos con su codo en mi costado y dijo " Escucha su murmullo creciente. ¿ No es si no pura metáfora del viento ? "


27.9.12

DISCULPAS



Ando torpón, y " raro ", disculparme si no os leo

hace un rato no se que hice y borré todos los blogs que leo

no se como recuperarlos...

en fin, una pena

un besito y gracias por la comprensión

25.9.12

Adolfo Suarez






Hoy cumple ochenta años D. Adolfo Suárez, mi ternura y comprensión en su alzheimer

y mi agradecimiento a una transición que duró justo hasta la llegada de un desdichado  "contador de

nubes " que ha dejado los lodos que estamos recogiendo en este momento

Mi reconocimiento D. Adolfo Suárez y mi eterna gratitud





24.9.12

ícaro y su laberinto


Ícaro elevándose del Laberinto - Lienzo 81 x 66 -



"La diferencia entre el pasado, presente y el futuro es sólo una ilusión persistente."

(Albert Einstein)


En ocasiones, me pierdo en el tiempo y me cuestiono, pareciera serme insuficiente, sólo pienso si no lo administro bien ? 
Tengo tantas ganas de tantas cosas sencillas, pintar el cuadro que está en mi mente, me apasiono pintando todo;  tampoco puedo cortar una rosa, termino podando el rosal


En el Laberinto los almendros no florecían, ni sus caminos sin fin se cubrían
de hojas en el otoño.
Con las plumas que las aves perdían al sobrevolarme, 
durante años, las fui recogiendo.
Las fui trabando entre sí, con las ceras que tome de las abejas;  y las ceñí a
mi cuerpo con fuertes  correas  de esta manera me fabriqué las alas más maravillosas que mente humana pudiera imaginar.
Un día, ya decidido, agite mis alas y comencé a elevarme.


Allá está mi sol.  Me espera…  Aunque muera, aunque me queme

Quiero volar, hacia ella.


23.9.12

...y al final, te descubrí







Cerca de los viñedos, a espalda de las caballerizas, había una higuera, generosa en frutos  y frondosa en sombras.
Se había acoplado al terreno como guante a la mano. Las ramas rozaban el suelo en la parte superior del desnivel, y una mínima gruta, casi invisible había conseguido que mi imaginación volara.
Todos los veranos, saltaba la tapia que rodea la finca familiar de Luigi  y luego Giulio Einaudi, para
llegar hasta a mi lugar secreto,a los pies de esa higuera.
Ese día de Junio, apareciste con tu pie enyesado, me viste y preguntaste: Qué haces?
Ven, acompáñame , y te conduje hasta mi espacio secreto.
¿Por qué te escondes? preguntaste
¿Por qué preguntas tanto? te contesté
Mira, no me escondo, sólo escapo
¿Y vas muy lejos ?
Todo lo que puedo. Un día voy al polo norte, otro día a Burundi, cuando lo deseo voy al lejano oeste
a las praderas de indios o a la India
¿Cómo puedes conocer esos sitios sin moverte de aquí?
Muy fácil tampoco tienes que haber estado con tu cuerpo. Simplemente lo imaginas, lo deseas , haces como si de verdad viajaras , y siempre siempre llegas a el lugar que deseas
No te sirve de nada si no te mueves, me dijiste
Si me sirve, tengo una brújula que me indica si voy al norte o al este. Sólo tienes que preparar bien el viaje, e irás.
¡Me gustaría ir contigo!
¿Conmigo?
A esos sitios se va solo, por que todo tiene que ser nuevo
Yo soy nueva también, y podrías considerarme un territorio
...Pero...pero los territorios están para ser explotados

Claro...me dijiste




21.9.12

Teoría de cercanía


"Ofelia " Lienzo 30 x 30







Se que sabes qué es un erizo
Mucha gente desconoce serlo 

En las  noches  frías sin luna, algunos erizos descubren que si se juntan tienen menos frío. 
Se acercan cada vez más, pero son erizos y se pinchan unos a otros. 
Heridos y asustados, se apartan. 

Luego se lamentan cuando se alejan, por esa pérdida de calor, pero al mismo tiempo, tienen un irracional miedo a dañarse. 

Pasado un tiempo y vencido el miedo, vuelven a juntarse y se pinchan de nuevo. 
Así permanecen durante algún tiempo... hasta que descubren una distancia que les permite darse ese calor sin necesidad de herirse .

20.9.12

Y si nos citamos en un bar ?







Sabes que deberíamos hacer?

Citarnos en un bar, conocernos, charlar lo suficiente hasta no saber de que nos reímos, 

buscar un lugar donde pudiéramos estar solos, quitarnos la ropa, besarnos, volver a reír, 
y como si no pudiéramos evitar, hacer el amor.


Sí, sí, reafirmo convencido, pienso que deberíamos hacer eso. 
Digo, el amor… y ni siquiera deberíamos llamarlo de otro modo.


Se hizo una pausa...


Me miraste con firmeza y sosteniendo la mirada me dijiste - NO, de ninguna manera - sonriendo lo suficiente como para hacerme creer lo contrario

18.9.12

La razón de la vida






por tierras de Alvargonzález


Tu cuerpo desnudo revuelto entre las sábanas. 
Por la ventana, entreabierta, entran algunos tímidos rayos de sol. 
El aire se ha vuelto espeso, aún huele a canela y sexo húmedo.
Me levanto y abro más la  ventana permitiendo que entre una brisa fresca y renovadora. 
Sabes que te observo, que te recorro completa,  deteniéndome  en tus lunares esos situados en los mismos sitios que yo,  en tus redondeces plenas

Vuelvo a la cama. Tiento tu hombro casi sin rozar con la palma abierta, bajo por tu brazo y toco tus dedos uno por uno  
Contorneo tu abdomen, alargando sus dedos hasta el nacimiento de Venus. 
Te seduzco lentamente. 
Atraigo tu cuerpo al mío, sin pegarlo; dejando que nuestro deseo crezca a la par  
Finges que duermes, sabes que se que no estas dormida. Juegas a mi juego.
De rodillas contra la cama, me yergo sobre ti. Te entregas sumisa.
Mi sexo en tu intimidad, sientes cada poro de mi  entrar en tu interior. 
Todo tu cuerpo es una caldera.
Te tomo de las caderas y te embisto tenazmente. 
Se que no podrás contenerme mucho más, entonces bajas mis ansías, disminuye los movimientos y acaricio tu espalda con determinación suave. 

Respiro y me concentro. Eres tú quién me eleva, y me manejas. me quieres llevar al límite del abismo, y caer juntos.   
Sientes mi potencia abrirse paso entre tus ganas ansiosas, tu cuerpo tiembla apasionado. Nos entregamos al gozo máximo de explotar juntos. 
Una gota de espesa consistencia rodó por su muslo camino de las sábanas
Nos quedamos inmóviles, atesorando el recuerdo, tatuándolo bien dentro de nuestra memoria. Sabiendo -ambos- que pocas veces el unísono de las pieles y el deseo de mezclan. 
Esa noche la recordaríamos,en ello está la razón de la vida

17.9.12

Ensoñaciones con musa







Recuerdo desolado un calor persistente que todo ardía.

Cuando buscábamos la pequeña muerte que habita en nuestras  entrañas, tú la mía, yo la tuya, la mirada en tormenta seca de verano

Allí donde el tajo infinito del universo desterraba el asco. 
En la humedad del adentro donde las mentiras del mundo no llegaban y naufragaban,
resonando como ecos  huecos viejos, lejanos.

Nos dejamos las, uñas, la piel. 
Cenicienta, destronada echa ruina por mi presencia, 
-imponente como un ejército hambriento de combate erguido como un totem- 
Tu presencia construida por el deseo. Y era en ese incendio de crepitante pulso, en este desgarro elaborado y tejido donde temerosos buscábamos el corazón arrebatado de lo que es cierto y hermoso. 

De lo que creímos era inmortal.

16.9.12

Yo era el sujeto diferente en ese escenario



Hacía tantos años que no recorría sus calles, buscando sus sombras, de filigranas en las paredes ;
ese olor intenso a humo de leña en los hogares y el vigoroso frescor del aire limpio sobre la cara
Sentir tensa la piel, henchido los pulmones
Me paré un instante en mi caminar...
Vi que aparentemente todo era igual, pero no lo era. Yo era el sujeto diferente en ese mismo escenario

Doce cortas frases, alguna de ellas casi monosílabos, la primera de ellas una t, si una t... sin más
Te das cuenta que suena la música que quiero bailar y ser  "el rey del baile",  que estoy cambiando
que has cambiado, que no sabes si he muerto y me volví a reencarnar ?,  que...
Y cada "que" es un condicional cruce de caminos que nos aleja

Tengo mi tiempo en las manos. Mi pasado con errores, pequeñas mentiras, caídas desnudo de higuera
sobre matas de ortigas,  robo de higos y zarzamoras,  risas, ganas de vivir, amor por los tomates...
Es difícil hablar a un recuerdo. Como los catalanes pido mi independencia emocional.

No puedo vivir sin una musa. Y lo que podía ocurrir, puede ocurrir

Fue un grito desesperado el de hace dos post de este blog, y no supiste o quisiste ver.
Siempre, en mi tendrás un amigo, se que en ti también le tengo

Un beso muy sentido




14.9.12

Nenúfares y joven de labios turquesa

Imagen confusa de "joven sin rostro y con tutú"


PD: La modelo se llama Alba, ya la dibujé a tinta china hace años, podéis verla en mi blog
"Tintas y Colores" ( Obra Nº 123 ).  Está triste, por que tú, o yo, no la saca a bailar
Da un paso y sácala a bailar , que sea "la Reina del baile "
 Haz de tu vida un lugar donde cada instante en sí sea irrepetible



     Vive... baila , 
 como si cada día fuera la última vez



Los reflejos en los espejos persisten para siempre en su pulida superficie ?. El cristal se impregna de la persona. Tiene memoria

Persiste la voz en el aire, 
                                          persiste la risa
y hasta las lágrimas 

                                      En esta vida... VÍVELA

 Mi imagen en el espejo sonríe

En esta vida, 
es mi momento también de BAILAR ,
vivir y sentir, 
como si cada día, fuera el último
...

.
.
¿BAILAS?
.

12.9.12

bien... ;-)


"Muchacha con labios  turquesa" acrílico 60 x 50  sobre tabla




Na garotura

d'Ambrose Bierce


Da già ch'a l'avìa scursà  sò cugnà, Orrin Brower, originari dël Kentucky, a l'avìa dovù pijé la ciav dij camp . A l'avìa trimà  dal tafus  ëd la contà, anté ch'a l'avìo saralo 'ndrinta tramenté ch'a spetava 'l process, campanda giù 'l tirafroj  con un quaron ëd fer. Apress d'avej caciaje le ciav e duvertà la pòrta 'd fòra, a l'era surtì ant la neuit. Sicoma che 'l tirafroj a l'era dzarmà, Brower a l'avìa pa 'd rofi[9] për dësfende soa libërtà bele mach vagnà. Na vira fòra dla sità, a l'avìa avù l'idèja marìa 'd foresse[10] 'nt la foresta.
Sòn a l'era 'ncapità a fà vàire agn, dël temp che cola valba a l'era bin pì sërvaja che lòn ch'a l'é ancheuj.
La neuit a l'era pro topa, as pudìa pa s-ciairesse nì la lun-a nì le stèile e, convnù che Brower a l'avìa mai vivù da cole bande, a savìa pa nèn an sla configurassion ëd cola valba e a l'era pa vorsuje vàire për ch'as përdèissa. A l'era pa bon a dì s'a l'era slontanasse da la sità o s'a l'era 'n camin a arambess-je: la costion a cubava për chiel. A savìa che, 'ma ch'a fùissa, në strop ëd sitadin armà con në strop ëd suss a sarìo staje dapress a soe pianà e a l'era bin malfé che chiel a pudèissa dëstijess-la; contut a l'avìa pa l'antendiment ëd beiché antant ch'a-j dasìo dapress. Bele mach n'ora 'd pì 'd libërtà a valìa la pen-a d'esse vivùa.
Ëd bòt an blan, a l'era surtì fòra dla foresta an s' na stra veja e 'mbelelì, dëdnans a chiel, a l'avìa vist, bele pa ciàira, la figura 'd n'òm, frem ant ël top. A l'era tròp tard për filess-la: ël fugitiv a l'avìa antendù che, mach ch'a l'hèissa bogià vers ël bòsch, a sarìa stàit, com a l'avìa spiegà apress, "vempù 'd dragea". Parej ij doi a j'ero stàit belelì frem 'ma d'erbo, Brower ëscasi stenzù dal bataclan ëd sò cheur, l'àutr... j'emossion ëd l'àutr a l'han pa arportaje.
Un moment dòp, ma a pudìa bele smijé n'ora, la lun-a a l'era glissà ant në s-cianch dël cel sensa nìvole e l'òm ch'a scapava a l'avìa vist la 
Lej fàita përson-a ch'a aussava 'n brass e a mostrava, pa privo, vers chiel e pì 'n là. A l'ha antendù. A l'ha virà la schin-a a l'òm ch'a jë stasìa dapress e a l'ha marcià ubidient ant la diression ch'a l'avìa mostraje, nen vardanda nì a drita nì a mancin-a, ancalanda marlipen-a a fiajì, e la testa e la schin-a a-j fasìo mal da la sensassion d'esse ciapasse na scaria 'd baloton.
Brower a l'era 'n baraba ardì tant 'ma un ch'a viv mach për esse pendù. Sòn a 'rzultava da l'arzigh përsonal bin gròss ch'a l'avìa pijàit cand ch'a l'avìa freidà con indiferensa sò cugnà. A l'é pa 'l cas ëd contelo 'mbelessì; sòn a l'era vnù fòra al process, e fasenda vista 'd calma ant l'arbate sé circostanse, chiel a l'era scasi ruvà a salvesse 'l còl. Ma lòn ch'i veule?... Se n'òm ardì a l'é batù, as sogeta.
Parèj ij doi a j'ero andàit anans an sò viage vers la përzon, arlongh ëd la stra veja travers ël bòsch. Mach na vira Brower a l'era arzigasse a viré la testa, a l'avìa vardà 'ndarera mach na vòta, tramenté ch'a l'era 'nt l'ombra e a savìa che l'àutr a l'era anluminà da la lun-a. L'òm ch'a l'avìa ciapalo a l'era Burton Duff, ël vardian, ëspali pèj ëd la mòrt, e a l'avìa an sla front la marca dël quaron ëd fer. Orrin Brower a l'avìa pa avù d'àutre curiosità.
A la fin a j'ero intrà 'nt la sità, ch'a l'era tuta anluminà, ma dzerta; a-i restava mach le fomne e le masnà, e a j'ero 'n sla stra. Ël malfasent a l'avìa pontà drit vers la përzon. A l'era andàit drit a l'intrada prinsipal, a l'avìa aussà la man an sla manoja dla pòrta pèisa 'd fer, a l'avìa duvertala sensa arsèive gnun órdin, a l'era intrà e a l'era trovasse dëdnans a na mesa dosen-a d'òmo armà. Anlora a l'era virasse: a l'era intraje pa gnun d'àutri apress a chiel.
E an sla tàula dl'andor a-i era dëstèis ël còrp sensa vita 'd Burton Duff.