Páginas vistas en total

30.4.12

Y tú todavía nos has perdido esa batalla



Iain Faulkner

Era el hombro en el que llorar; acudía a él, cuando todos los demás le fallaban y necesitaba encontrarse a sí misma. Él era el único  capaz de hacerla sonreír en sus malos momentos. 
Él recogía su pelo para que no se lo empapara de lágrimas, le daba su chaqueta cuando tenía frío y le pintaba caritas sonrientes en las muñecas para alegrarle los días. 
Era a él, al que ella llamaba a las tantas, porque no podía dormir, porque necesitaba mantener una de esas conversaciones, que carecían de sentido, pero que la dejaban con una sensación paz por dentro.  


El que cantaba bajo su ventana el día de su cumpleaños, para que tuviera un despertar tan cómico y único, como ella se merecía. 
El que la acompañaba a casa los viernes y le daba un abrazo de oso, para que las caras de esos gilipollas que la causaban inquietud se le olvidasen, aunque fuera por una noche. 
Él que se presentaba en su habitación con caramelos de violetas y  chocolate, en los días en los que ella se empeñaba en no salir al mundo exterior. 


El que llegaba a conocer a sus amantes, tan bien como ella. 
Esos amantes a los que odiaba, porque siempre acaban haciéndole daño, pero de los que nunca se atrevía prevenirle; él, siempre el encargado de borrar de ella todo rastro de dolor. 
Y él, el único, que tenía como propósito, el hacerla feliz. 
El que la acompañaba al cine a ver esas películas raras, que nadie más quería ver.  


Él era aquel que prefería no saber los nombres de las chicas a las que se llevaba a la cama, porque todas tenían el mismo nombre: Alba, Alba, Alba; aunque ninguna supiera a ella, ninguna fuera tan guapa, lista, ni especial como ella. 
Y es que, su mayor problema era ese: que estaba profunda, total e irremediablemente enamorado de Alba. Y por muy valiente que siempre se había creído, se dio cuenta de que valiente, es aquel, que tiene el coraje de decir “te quiero,” estando preparado para escuchar esas otras dos palabras, un poco más difíciles, “yo no.” Y él no quería perder a su Alba. 
Mientras él, que tenía la capacidad de hacerla verdaderamente feliz, se quedaría callado, a la sombra, como había hecho durante tantos años.

Y ahora yo me digo una cosa: “los hombres de paso seducen, los buenos enamoran.” 

Y espero que esto no se te olvide, porque ,cuando se quiere, se lucha, y tú todavía no has perdido esta batalla. 

29.4.12

De principesas y Vagabundos


Óleo " Bird of Paradise "  Brad  Kunkle

                                   Hoy promoción 2 x 1, aprovéchese




.

Tuvo tanto éxito la boda de un príncipe con una doncella, bella; 

que comenzaron a proliferar fabricantes de zapatos de cristal, 

y bosques enteros de manzano para envenenar sus frutos.




Érase que se era,  un vagabundo que un día se adentró por el

bosque de un país lejano. 

Al llegar a un claro, ve en lo alto de un túmulo de flores el cuerpo 

yacente de una joven.  Se acerca con su pollino, y contempla la 

serena belleza de una principesa de pálidas mejillas.


El vagabundo mira a un lado, luego mira al lado contrario

y le asaltan un tropel de malos pensamientos.



Se acerca más y más a la principesa y la besa con no muy buenas 

intenciones, mientras su mano avanza entre sus ropas


¡ OOOHHHH ! la principesa abre los ojos y abraza al vagabundo 

llenándole de besos.

Asustado por tan candente y apasionada  reacción y viendo que

su papel de macho alfa queda menguado, intenta zafarse

del intento claro de seducción que la principesa mantiene 

para con él.


Mira..., dice para desviar un momento el ataque,

me encontré antes de entrar en el bosque a una señora

que vendía manzana. Compré kilo y medio. 

¿Quieres una ?


¡ Venga ! , dice la principesa


Ahora, ambos yacen juntos, pálidos sobre el lecho de flores

en medio del bosque, esperando que alguien les despierte

con un beso lascivo y les devuelva a una vida de lujuria

y desenfreno sin límites


27.4.12

Quién se llevó sus sueños?




Iain Faulkner " Cafe Rogano " como un sueño



Cada día casi, al alba se levantaba.
Se ponía las zapatillas de paño en chanclas

Doblaba sus sueñoslos plegaba en triangulitos,
y los guardaba en el interior de la cómoda entre su braguitas y sujetadores 

Image and video hosting by TinyPic

Al llegar  la noche, se desnudaba frente al espejo
contemplaba su cuerpo
deteniéndose en sus oquedades y prominencias 

Sonreía a su imagen para seguidamente vestirse de finos algodones 
y después mecerse abrazada a sus sueños

 Un aciago día, quiso el destino que un "amigo de lo ajeno",
entrara en la casa. Se llevó: las joyas, la cubertería de plata,
sus sueños

Esos sueños que guardaba en el cajón de la cómoda 
entre sus braguitas y sujetadores


De nada valió que estuvieran perfumados con bolsitas de lavanda

Ahora sin está sin sentido de la vida, sin recuerdos,
sin alma …

Por las noches pinta en acuarelas
colorea pesadillas
hasta la llegada del alba.

26.4.12

El Regreso








                        Óleo de 非 xhxix

                                                            .................... 
                                                                  
Los flashs de los fotógrafos me estaban cegando; me tapé la cara como pude. Tener las manos esposadas no me lo facilitaba. 
El policía más gordito puso por encima de mi cabeza
su chaqueta y me tranquilizó: descuida yo te guiaré hasta el coche…
 Hago memoria, dormía …si, soñaba que había una pradera limpia, el sol brillaba, y me veía paseando abriendo surcos entre la hierba
Ese zumbido..que molesto !!!!!.
Agua..., era casi transparente, remaba y…
Otra vez mi sueño se interrumpe por ese zumbido !!!!
Debe ser la hora de levantarme, miraré…
Quedé paralizado, estaba frente mío un extraño ser semitransparente, que emitía de su pecho una fosforescencia anaranjada. En su interior latía un corazón. A cada diástole se iluminaba todo su sistema sanguíneo

Os juro que me asusté !!!!
Ahora me doy cuenta de lo que hice…pero estaba muy asustado
No era humano…,o sí ?
En mi locura histérica, sólo sé, Señor Juez que tomé el revolver de mi mesilla y vacié el cargador , creáme Señoría, era él o yo

Señor Javier, No vio usted la placa que portaba este ser, era la que llevaba el Voyager en su larga andadura ?  No vio que sus intenciones no eran dañarle que venía en son de paz ?
Le Juro Señoría que no discernía entre el sueño y la realidad… sólo disparé.
Póngase de pie: Le CONDENO a cadena perpetua por el asesinato de un viajero del espacio . 

¡ Qué Dios se apiade de todos nosotros !
En 1972  ( hace 40 años ) la especie humana soñó con representar su mundo para que otras especies alienigenas pudieran comprenderlo
Cuatro años después, las sondas Voyager también fueron equipadas con discos que guardan fragmentos musicales, sonidos de la naturaleza y, como no, imágenes en alta resolución de niños, rascacielos, paisajes…,
Toda una información para ser comprensible a otra especie superior que pudiera con facilidad interpretar que hay mas vida que la de ellos, y con datos para nuestra localización.
El ENCUENTRO sería la demostración más palpable que NO ESTAMOS SOLOS
Placa de la Pioneer X