Páginas vistas en total

12.12.12

SE VENDE




Entrada " juevera " a cuatro manos, con la colaboración inestimable de SINDEL


.

¡Se Vende!... ¡Se vende!...
Esas dos palabras resonaban en mi mente. Apenas lo vi, en esa vidriera repleta de cosas antiguas me sentí sumamente atraído por él.
Conté el dinero que llevaba encima, tenía suficiente para comprarlo en ese mismo momento. Efectué la compra y de la emoción no presté atención a la actitud extraña que portaba el anticuario que muy sonriente me felicitaba por mi pronta decisión.
En casa busqué el rincón más elegido para que luciera bien, justo frente al balcón; recibía buena luz. Antes de quitarle el papel que lo protegía pulí su marco para que brillara como estrellas en la noche. 
Una vez colgado lo descubrí y  me retiré para ver cómo quedaba mirándolo de lejos. Di unos pasos y una sensación de frío en la espalda me hizo girar rápidamente sobre mis pies quedando de frente al espejo.
La imagen se iba aclarando a medida que pasaban los segundos, no fue un reflejo instantáneo, primero fue una silueta esfumada en la sombra lo que vieron mis ojos. Me los refregué, los cerré y cuando los abrí pude observar que la imagen que el espejo devolvía NO ERA LA MÍA. Me aterroricé e intenté salir corriendo. Pero una voz gastada y áspera me detuvo.
La imagen reflejada en el espejo me llamó por mi nombre.
- ¡Alto, no te vayas! -me gritó- ¿No puedes reconocerme? Eres yo, somos la misma persona, soy tu imagen en el tiempo, tal y como serás pasados los años.
Recién ahí pude entender al anticuario al que compré el espejo, que, junto a él, me " regaló" el cartelito con una jocosa frase de "...por si te hace falta..."


Más entradas " se  vende " en: casa de San-  vuestra casa.

25 comentarios:

  1. Tifi17:06

    Lo malo sería que el espejo no reflejase imagen alguna.... ¿Cómo va ese menisco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. o que las imágenes se ofrecieran de espalda, viéndoselas el cogote. Esta mejor gracias. Un beso Tifi

      Eliminar
  2. Siempre podemos convertirnos en Dorian Gray.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el problema Natàlia es que se el final de la novela...Es un regalo ir madurando con amigos como tú

      Eliminar
  3. Una conjunción perfecta, ¿quien es quien? yo no distingo, Aplauso para los dos.
    Ese espejo da un poco de miedo,puede ser un mostrar lo que será o una advertencia.
    Gracias por participar Rodolfo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quisiera saber mi futuro, quiero ir cada día labrándomele

      Eliminar
  4. No me gusta ese espejo! ya me parece que el normal me refleja demasiado vieja jajajaja
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vieja tú tere.. pero si es un lujo verte

      Eliminar
  5. Un espejo que tiene algo de Pepito Grillo, ¿verdad?, mostrando a cada cual hacia donde va.
    Saludos jueveros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la predestinación me pone el vello de punta. Tener definido el camino del que no te puedes apartar, hace que la vida sea un trámite y no una aventura

      Eliminar
  6. Aterrador el espejo ¿no?, no me gustaría para mí, aunque he de reconocer que como relato es fantástico e incluso tiene su pincelada de humor.
    Os felicito.

    ResponderEliminar
  7. Travieso el espejo y encantadora formama de contar la vuestra.
    Yaa te cuento otro día lo que le sucedió a un amiga mía con el espejo...desde que me lo contó, tengo los de casa de cara a la pared.

    ResponderEliminar
  8. Excelente relato. Magnífico.

    ResponderEliminar
  9. He pensado yo que ya que habla, nos puede contar el pasado que se sabe en el futuro ahora en el presente, por eso de jugar con ventaja...
    Muy bueno, felicidades a ambos
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Vengo de Sindel, estupendos veinte deditos muy conjuntados, felicitaciones Rodolfo y Sindel.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena dupla! Los felicito, la historia inquieta desde su comienzo... y con ese final, más inquietante aún. Quién quiere anticiparse en el tiempo y en un reflejo ver cuanto nos pesarán los años encima? Yo ya le estaría poniendo el cartelito nuevamente!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  12. ¡qué bueno encontrarte entre los jueveros, Rodolfo!...sobre el texto, te dejo el comentario que le dejé a Sindel:
    Un texto a cuatro manos que sorprende con un final que no quisiera vivir en primera persona....poder verse en un futuro es una manera poco deseable de saber el final del cuento de nuestra propia historia. No me entusiasma la idea, jejeje.
    Felicitaciones a ambos. Una narración homogénea que surge de una buena comunicación entre los autores.

    ResponderEliminar
  13. ¡Menudo espejo! No quisiera yo comprarme uno de esos, ¿eh? a no ser que me guste lo que vea en él pero como nadie lo puede garantizar... Al protagnonista del relato parece que no le hizo mucha gracia lo que aquel cristal reflejó. Bune relato. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. aveces conectar con la imagen reflejada no es facil y mucho menos si es a futuro uyyy


    felicitaciones a ambos

    ResponderEliminar
  15. Buen intento a cuatro manos, pero a mi sí me gustaría saber cómo voy a ser dentro de unos años, sobre todo si voy a estar aqui. Buen trabajo a ambos.

    ResponderEliminar
  16. Acabo de ver a San vendiendo muy bien el concurso por el otro lado, y aunque pensaba leerles a la noche, me adelanté. El relato es magnifico, no tengo ni idea donde acaba uno y empieza el otro, quedó estupendo, eso sí, el espejo no lo quiero ni en fotos, ya no me gusta mirarme al espejo con las gafas puestas, imagínate si encima me voy a ver por. O_-
    ¿Que le pasa a tu menisco? espero que no sea nada. Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Hola compañero juevero, paso a decirte que fue un placer compartir esta experiencia con vos, gracias por la buena idea que tuviste para poder armar este relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Cielos!!! Ese espejo es más espeluznante que el de la madrastra de Blancanieves. O___O

    Primer relato juevero que leo de esta convocatoria y ya sorprendida por el estupendo resultado del maridaje de escritores y estilos.

    Enhorabuena!!! :)

    Besitossssss.

    ResponderEliminar
  19. Te dejo idéntico comentario al que le dejé a Sindel:

    Seguro que no me gustaría ser poseedor de un espejo de esas características. Tampoco se lo deseo ni al peor de mis enemigos, así que si hubiera sido el comprador,acabaría con el de un martillazo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Espejo delator e indisciplinado... ¿Cómo se atreve, además de haber pagado por él?
    De película de miedo, eso sí, sin fisuras, perfecta en la ejecución.

    Abrazos a ambos

    ResponderEliminar