Páginas vistas en total

9.8.12

Relatos, Sueños o Pensamientos



Amanece...

En mi sueño apareces mojada. 
Como si la brisa marina te hubiera abrazado. 
Media hora después me doy cuenta de que te falta la cola de sirena. 


La brisa marina se había detenido y los peces nadan  sin gravedad entre las nubes repletas de la humedad que todo lo envuelve.

Habíamos pasado muchas semanas juntos. Sirena me había enseñado un canto de amor que encerraba en burbujas de aire. Nadábamos juntos muy a menudo. 
"Mira, -me dijo- : En esa casa vivía una mujer que se quedó embarazada de un deseo.
No es un cuento de hadas, nunca conocerás el final de la historia ".
Todo ésto fue este Verano, m
ucho después de despertar a aquella mujer preñada que dormía sobre la hieba de mi jardín. 
La vi llegar como loca llamando a las puertas e intentando gritar sin voz. 
Había perdido, la voz, y parece que fue a buscarla a una ciudad montañosa muy lejana que yo conozco. No he vuelto a oírla ni verla. ¿ Qué habrá sido de ella?

Otro día buscándote encontré unas alas de libélula me las puse y sobrevolé tu ciudad buscándote. 
Estabas en la misma playa donde te recogí cuando perdistes tu cola
Tu cuerpo estaba siendo rodeado por caracoles. 
Me quedé allí parado, como una estatua, tú me decías: "Javi pon la mano en mi ombligo siente como yo el tacto húmedos y cálido de los caracoles por todo mi cuerpo"
Luego me siguió contando.  "Noto que algo caliente sube por mi pierna izquierda" 

Vi un caracol verde. Subió hasta tu vientre y se me metió por el ombligo. 

El caracol verde sueña todo el día bajo tu ombligo y viaja toda la noche por tu cuerpo sensible
Sus viajes son lentos, con calor de saliva. Sus sueños extremadamente sensuales

Hay un pianista en el edificio de al lado...
esta ensayando
Ahora escribo, con musiquita y un té
muy tranquilo
ha vuelto a tocar el pianista nuestra pieza



-

Más relatos, sueños o pensamientos en María José

18 comentarios:

  1. Vuélvela a tocar Sam, me encanta este cuento de sirenas y caracoles que penetran ombligos, no importa si perdió su cola, volverá crecerle en algún sueño, preñado, húmedo.
    No falles Xavi a los jueves, cuéntame más cuentos.
    Besito espumoso aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el sexo domina nuestros sueños, La prueba es que si no Freud, no habría nacido. Los cuentos sólo son vitaminas para la ilusión Nat

      Eliminar
    2. Los cuentos alimentan nuestro ser Javi y nos dan energia para atrevernos a hacer cosas que no hariamos cuando somos "hombres grisea"

      yo tenía un vecino que tocaba el piano ...pero me cambié de cas y aqui no hay niguno...

      ya ves, acabé los arreglos. Aunque con esta calor voy lenta...

      besos

      Eliminar
  2. Un sueño precioso, y con esa música del pianista se crea un ambiente de lo más sensual.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. si, me gustan mucho las sirenas, bonito y extraño sueño pero me ha gustado

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo que una vez soñé que yo era una especie de hada. Me vino a la mente el recuerdo al leer tu entrada. Tuve sensaciones bastante parecidas a las que aquí relatas!
    Se ve que entre sueños nuestro mundo interior tiene varios puntos de contacto!
    =)

    Un abrazo juevero!

    ResponderEliminar
  5. Tus palabras son extremadamente sensibles y placenteras, tal vez hasta algo concupiscentes :)
    bonitas imágenes.

    ella descubrió por casualidad un lago en mitad de una montaña y estaban sus mascotas, jugando una partida de ajedrez con el destino; luego llegaron los bocetos, ilustraciones y diseños y quedó impregnada del óleo de sus pinturas...

    :)

    ResponderEliminar
  6. Yo quiero embarazarme de muchos deseos... me gusta gritar sin voz y esas alas de libélula, seguro que la sirena recupera su cola pero esos sueños del caracol son los mejores, quiero soñar con ese caracol...
    Un beso, Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que hayas hecho un alto en tius vacaciones para comentarme, es algo que siempre apreciaré Gracias

      Eliminar
  7. Qué bello es leerte Javi... es una extraña sensación la que despiertan tus relatos. Todo se torna posible, nada me sabe a duda, siento el piano casi mezclado con un taralilalá que viene de la costa. Huele a mar (y eso no me lo invento, deberías estar aquí y aspirar profundo).
    Mientras te leía y me concentraba en el andar lento de los caracoles, recordé una de tus pinturas, unos caracoles dejando huellas...
    Un beso para tí, y si es posible, me convidas con una tacita de té?
    Gaby*

    ResponderEliminar
  8. Lo cotidiano se convierte en poesía en tus cuentos Javier.En tus sueños todo es posible, hasta preñarse de deseos, hasta que las sirenas caminen a tu lado. Nos haces vivir dentro de esas ensoñaciones, sentir esos caracoles caminando pierna arriba, que nos crezcan alas y volemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. No habia tenido el placer de leerte y me quedo preñada de tus bellas palabras, de esa manera tan mágica de relatar que me hace pegarme a tu relato, no querer que se termine...
    Una maravilla.
    Gracias por estar en el jueves y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a tí por ser perfecta anfitriona

      Eliminar
  10. Anónimo13:40

    pues yo paso de que me preñe un caracol jajajaja lo que si es cierto que crean adicción son tus relatos
    alBa

    ResponderEliminar
  11. Qué precioso relato, con esas extrañas sensaciones, con caracoles que pueden entrar por los ombligos y camina en sueños sensuales. Me gusta la sirena que perdió la cola, las alas de libélula y el sonido del piano. Quiero quedarme preñada de deseos. Has sido un placer pasear por tus letras, nadar y volar con ellas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Las fantasías ensoñadas llenas de magia y sucesos imposibles para quien no puede traspasar la línea de los sueños anhelados...
    Muy bueno, javier... como siempre
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me gustan los sueños donde a veces se mezclan sin sentido cosas tan diferentes, pero......¿de nuevo una sirena? Yo ya no te digo nada, cada cual sueña lo que quiere. ¿Me estaré volviendo celosa? No quisiera, me voy a meditar un rato, así no pienso en nada OMMMMMMMMMMMM

    ResponderEliminar
  14. Qué hermoso relato, lleno de sensanciones, de cosas raras que se vuelven mágicas al leerlas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar