Páginas vistas en total

4.8.12

el ciclo



.

La montaña desaparece al llegar la noche
se funde con la nada, se resigna.
A su regreso 
cuando los pájaros traen en su pico al sol,
de nuevo vestida de verde, sigue ahí
con su imponente presencia.

Llamándonos.

La tierra infinita, la soledad,
 que observo mientras me alejo de ti


Trabajo en esta acrílico "Sobre la terraza tras el consabido pitillo "

1 comentario:

  1. Hubo un tiempo en que me aterraba la noche, porque no podía ver el mar frente a mi casa. Apenas dormía esperando el rojo amanecer, entonces cuando comprobaba que el mar seguía en su lugar, lograba conciliar unas pocas horas de sueño.
    Estás en racha, yo juraría que vas a cuadro por día, ojalá y pudiera imitarte, sigo apática, vamos a ver si me animo y actualizo, aunque solo diga feliz semana. Besitos.

    ResponderEliminar