Páginas vistas en total

30.5.12

A qué plantas vas?


botellas, fotografía para ser pintada


.

Habitación 1107, del hospital Ramón y Cajal
Iñigo y yo, somos amigos desde que teníamos meses.
Intercambiábamos chupetes o papillas de frutas después del baño.
Pero eso es otra historia.
 
Recuerdo que era miércoles, como hoy, al salir de trabajar en la tarde, me acerqué para verle y llevarle unas revistas.
 
Entre en los ascensores del ala izquierda, Excepcionalmente no había nadie en el hall
sólo un raro silencio que todo lo envolvía.
 
El ascensor paró en la planta primera, una ráfaga ligera y fresca antecedió a una chica joven, que vestía el clásico pijama azul del centro, entró a compartir conmigo el ascensor.
 
Me preguntó: "A que plantas vas?
A la Once.
Bueno, tenemos tiempo "
La mire desconcertado
Desabrochó su chaqueta del pijama y deshizo el nudo de su pantalón
 
Por discreción , hago una pausa en el relato, y me salto los siguientes veinte minutos... bueno puede que fueran menos minutos.
 
Después aún agitado, la pregunté :" Ni sé cómo te llamas?"
me tomo mi mano derecha, besó su dorso, y en voz baja, me dijo:
"Sabías qué en esa planta, justo la once, murió una chica?
Dicen unos que si fue un fallo del anestesista, otros, que una distracción mortal, al inyectarla demasía de suero…."
 
El sonido de la campanilla anunciando la planta once, rompió el momento
Se giró, me besó y salió de la cabina del ascensor.
 
Quedé paralizado ante su belleza y elegancia de andares
 
Y antes que pudiera reaccionar, la vi salir y atravesar las paredes  del pasillo justo enfrente mío.
 

6 comentarios:

  1. Nunca lo habéis hecho con una o un fantasma?
    Probadlo a la primera ocasión
    De verdad que deja huella

    ResponderEliminar
  2. De verdad que eres tremendo, que no se le ocurra a ningún fantasma sesentón acercarse a mí, te aseguro que atraviesa la pared del zapatazo que le doy, como si no hubieran bastantes "fantasmas" vivitos y coleando.
    Me gustan las botellas, quedarán preciosas. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. No da para tanto subir a la planta 11, lo que da para mucho es la imaginación que sube hasta la 211, o hasta traspasar muros e irse volando después de los besos.
    Inquietante, sensual y melancolico encuentro. Besito.
    En éstas ¿para cuando un dibujo, una pintura?

    ResponderEliminar
  4. Alguno he visto pero no de esa clase, tendré que prestarle más atención a mi imaginación...que por cierto, tu tienes a raudales

    besos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo19:30

    justo "enfrente de mi"
    y no era un fantasma,
    pero sucedió...
    en la planta séptima de un ascensor.
    y si le doy un abrazo de agradecimiento
    por este "azar"?

    ResponderEliminar
  6. no va a ser mucha sábana? jajajajaja
    un edredón de besotes XP

    ResponderEliminar