Páginas vistas en total

2.5.12

Cuando aún tú me amabas


Óleo Jean-Pierre Leclercq



Ha terminado, todo fue frío, mecánico; ahora buscas tus 

cosas a ciegas entre la gran maraña de ropa que nos hemos 

ido quitando el uno al otro. 


Te tiro tus bragas, aunque lo último que quiero en el mundo 

es, que te las vuelva a poner. 

Sales del cuarto, va amaneciendo, y alguien enfrente ha 

encendido una luz en alguna habitación con balcón a la calle, 

y te ha entrado una repentina vergüenza.



Y yo me siento en la cama, e intento asimilar lo que acaba de 

pasar. 

Necesito que me den una aprobación, una negación, lo que 

sea. pero no lo harás

Ese repentino silencio, hace que yo también recoja mis 

cosas.  Pero huelen demasiado a ti, así que las  pongo en la 

cesta de ropa para lavar  

Apenas me empiezo a vestir, te oigo salir del baño. Voy a tu 

encuentro, me miras y te sonrío. 

Y como no sé qué decirte, te digo cualquiera tontería para 

rellenar este silencio tan incómodo. Y tú te ríes y me dices 

que te tienes que ir.  Así que te beso.  

No hay nada que sentir, porque tú no tienes nada que ofrecer 

ya. 



Esa noche, me tumbé en mi cama, y aunque temí que tu 

recuerdo y ese  olor a sexo que aún perdura en el dormitorio 

no me dejara dormir; pero no fue así. 



Y yo que lo deje todo para entregarme a ti, no me di cuenta 



nunca de que la única cosa que podría separarme de ti, eres 


tú. 


Que ya no eres de aquella que me enamoró hace años. 


Ya no me regalas ni palabras ni sonrisas, ni besos, ni 


abrazos. 


Pero una vida con olor de otros en tu ropa y el sabor a whisky 


ajeno en tus labios se terminó


Ya lo único que me queda es esas viejas fotos, de cuando 


aun eramos felices, de cuando aun tú me amabas. 

6 comentarios:

  1. un cabello de diferente color, un olor no habitual, unas excusas que jamás antes se daban son suficientes para entender que las cosas han cambiado. Al menos para UNO DE LOS DOS

    ResponderEliminar
  2. Si,ha cambiado!!Deseamos que vuelvan al presente personas que pasaron por nuestra vida inundándolo todo,pero el tiempo no devuelve aquella realidad.Se puede encontrar a la otra persona ,pero como si de otro ser se tratara.A pesar de un físico conocido,ya no es el mismo.Y ....a veces cómo duele!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
  3. los tiempos pretéritos de los verbos siempre fastidian cantidad pero los del verbo amar de manera bien especial...
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Un duro relato, como duro es el desamor si solo es de una sola parte... me ha sorprendido porque no es muy de tu estilo, lo que si es de tu estilo es hacer llegar las sensaciones, y me has dejado un regusto amargo que no se si ir a comprar caramelos de menta para quitármelo, miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. Otro tiempo, donde todo cobraba una vida especial.
    Este tiempo, en el que todo se conjuga en pretérito.
    Puede dejar sabor amargo en la boca, dulce nostalgia alrededor, pero reconocer que las cosas han cambiado, es importante. Hay quienes se quedan en el pasado, estáticos esperando, no sé que cosa!

    Besitos Jav

    ResponderEliminar
  6. Esa ausencia, ese hueco, que nos queda cuando las cosas acaban, por mucho que nos queden recuerdos, no podemos llenar ese vacio...los naufragiós duelen como mordizcos en el alma

    besos

    ResponderEliminar