Páginas vistas en total

14.4.12

Quién me ha robado el mes de Abril

Acrílico sobre tabla, 61 x 50 - " Entre Marzo y Mayo "  



.
Terminé el acrílico "Entre Marzo y Mayo " y me puse a ordenar el cuarto donde pinto
en uno de los cajones de la cómoda encontré tu carta
Esa carta tuya que nunca me enviaste
Me senté, puse una canción de Sabina  " Quién me ha robado el mes de Abril " y leí:


 

Sabes cuánto me duele lo que me duele, y sabes que estoy obcecada , cerrada a cualquier posibilidad, que vengas a buscarme o yo ir a verte
Tú que me dices quiero estar contigo, y yo que de verte y no verte me muero de la pena, por tener la pena que tengo. 


Aquel mediodía que salí de tu casa con el vestido de la noche anterior, con los tacones de la noche anterior, con tus besos de la noche anterior, créeme si te digo que hubiera llorado hasta la última de las pocas lágrimas que me quedan mientras esperaba allí, al sol, a que pasara el coche a recogerme. 


Me has salvado la vida muchas veces 

¿Recuerdas cuando me intoxiqué, o cuando deliraba por la fiebre y me atendió ese médico de color,  jovencito que se turbó tanto al verme desnuda?  
Tú, con tu alfombra voladora, tu lámpara de papel de aluminio siempre estabas ahí.

Me salvas la vida muchas veces, tú, que estás así como estás tú y me quieres ver, y eso para alguien como yo que va perdiendo vidas como si fueran papelitos que se caen del bolsillo, es inmenso 
Puedo darte lo que te puedo dar,  que son mis ganas de volver a visitar tu planeta, por que se quién eres, sentarme ante tu mesa, asomarme a tu balcón, recostarme en tus cojines, dejar que me vuelvas a rescatar y que me robes puñados de besos...desde aquí.

 
Ojalá pudiera quererte como yo sé y tú se que sabes, pero no podemos, y me duele tanto no poder que no sé hasta dónde seguir traspasándote el umbral


Te quiero."



(sin fecha ni dirección )


Os contaré algo, cuando leí la carta que nunca me envió, lloré, por que por dentro se me hizo un nudo que me agarrotaba, y las lágrimas ayudaron a aliviarle
Hoy mismo sin falta la escribiré contestando a su desconocida dirección


Algún día entre libros olvidados, quizás la encuentres y llore como hoy hice yo

12 comentarios:

  1. las palabras no dichas, las no escritas quedan en el lugar más íntimo de cada uno, jamás las arrinconamos y nos acompañan por que encierran
    mucho más que un sonido de comunicación. Son la expresión más íntima
    de sentimientos que reservamos o para " esa " persona, o para nosotros

    ResponderEliminar
  2. ¿Ellas quedan ahí?¿siempre me pregunté sobre su destino, tanto como el de las palabras que sí fueron dichas?...(¿se las llevará el viento?)
    abrazos!

    ResponderEliminar
  3. !Ostras Javier!, a veces pienso que sería dolorosamente insufrible vivir y amar a alguien capaz de inventar esos poemas, sentiría una incapacidad de igualarlos que únicamente supliría con besos que valen mucho pero que no son sonetos. Esa carta es una declaración de impotencia, de contradicciones, renuncias, de no querer entregarse tal cual y pase lo que pase ¿o yá pasó? La escribe ella, de poeta a poeta, choque de sensibilidades.
    Ayyy Javier, existen silencios como muros entre las personas, o los derribamos o nos consumimos. A veces queremos salvarnos en el refugio del hermetismo, somos tan vulnerables, pero tenemos la palabra dicha de viva voz y el cuerpo.
    Como el que dibujas sin faltar azules. He visto la imagen que da entrada al blog de Matices, mujer muy sensible y..."matizada", es una de tus obras que casi siempre evoca a la mujer, pero...también al hombre, seres bellos y desnudos, desvalidos en un fondo azul que siempre se presiente por más que esté ausente.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Primero, me gusta mucho mucho la pintura,traspasa la pantalla

    La carta...que impotencia se siente ante algo asi...queda la pizca de esperanza de que la encuentre algún día en el interior de un saquito de sonrisas y besos...pero eso siempre que vaya a ese pais donde las cosas siempre son posibles.

    La vida esta llena de amores y de desencuentros que nos atraviesan el alma como si fuera una lanza larga y afilada...

    buenas noches

    Besos

    ResponderEliminar
  5. lo que nunca salió de nuestra boca...
    En mi caminar por este mundo,aprendí a decir lo que sentía (y siento) para que no hubiera silencios que me aturdieran,palabras que se quedaran en mi interior a pesar de saber las consecuencias.
    Sí es cierto que queda algún silencio perdido,de alguna un otra manera.
    EL calendario siempre se ve vacio de algún mes,algún mes robado.
    Besucos de vuelta.

    *Azulado cuadro y tranquilo

    ResponderEliminar
  6. Una carta que nunca se envio, unas palabras que nunca se pronunciaron. Son esos silencios los que más duelen mejor sacarlas al aire, ventilarlas para que no quemen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. El acrílico es rezuma armonía, calma, serenidad..

    Hay cartas que escribimos y leemos "hacia adentro", son las escritas con tinta de silencios, quizá por ello son inmortales..

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Preciosa te ha quedado la pintura... tanto azul abrazando esa semidesnudez... que es un decir y un callar a la vez.
    como esas letras que se escriben y quedan ahí, guardadas en el cajón, viviendo su cárcel de silencio.
    Siento que más de uno tiene letras ocultas, escondidas, esperando algún día penetrar los oídos de alguien especial.
    Un beso al vuelo: Gaby*
    y otro confitado para mañana! Pásalo lindo!

    ResponderEliminar
  9. Javier te he dejado un regalo en mi blog, espero que te guste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Las palabras no dichas siempre crean la incertidumbre de la duda en uno, tal vez porque se quedan grabadas dentro cuando hay una renuncia a lo que mas se desea... escribirlas al menos libera un poquito de espacio...

    Besos

    ResponderEliminar
  11. De nuevo me gusta la pintura (ya te lo dije)las palabras que no se dicen, si supieras cuantas veces pienso en eso, bueno le dediqué una entrada hace tiempo, y en cuanto a la música, es la que más me gusta de Sabina, y creo que también lo sabes, hubo un año que el mes de abril, pasó tan deprisa, que no me quedó otra que preguntar quién me lo había robado, y por supuesto, sonó Sabina en mi blogger. Me encantan los azules, ignoro si es por la cercanía del mar o por el azul del cielo. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. en realidad las palabras lo tienen difícil, si salen se las lleva el viento, si se quedan...

    ResponderEliminar