Páginas vistas en total

29.4.12

De principesas y Vagabundos


Óleo " Bird of Paradise "  Brad  Kunkle

                                   Hoy promoción 2 x 1, aprovéchese




.

Tuvo tanto éxito la boda de un príncipe con una doncella, bella; 

que comenzaron a proliferar fabricantes de zapatos de cristal, 

y bosques enteros de manzano para envenenar sus frutos.




Érase que se era,  un vagabundo que un día se adentró por el

bosque de un país lejano. 

Al llegar a un claro, ve en lo alto de un túmulo de flores el cuerpo 

yacente de una joven.  Se acerca con su pollino, y contempla la 

serena belleza de una principesa de pálidas mejillas.


El vagabundo mira a un lado, luego mira al lado contrario

y le asaltan un tropel de malos pensamientos.



Se acerca más y más a la principesa y la besa con no muy buenas 

intenciones, mientras su mano avanza entre sus ropas


¡ OOOHHHH ! la principesa abre los ojos y abraza al vagabundo 

llenándole de besos.

Asustado por tan candente y apasionada  reacción y viendo que

su papel de macho alfa queda menguado, intenta zafarse

del intento claro de seducción que la principesa mantiene 

para con él.


Mira..., dice para desviar un momento el ataque,

me encontré antes de entrar en el bosque a una señora

que vendía manzana. Compré kilo y medio. 

¿Quieres una ?


¡ Venga ! , dice la principesa


Ahora, ambos yacen juntos, pálidos sobre el lecho de flores

en medio del bosque, esperando que alguien les despierte

con un beso lascivo y les devuelva a una vida de lujuria

y desenfreno sin límites


7 comentarios:

  1. La vida es tan... tan...tan ( ni soy tartamudo ni un tambor) bonita, que no merece la pena dormirla.

    ResponderEliminar
  2. Qué desperdicio morder manzanas para dormir hasta que un lujurioso o lujuriosa los bese. Pues sí, la vida es tan, tan, tan....
    Un abrazo, que esto no adormila

    ResponderEliminar
  3. desde hoy no comeré manzanas, que quiero vivir despierta...

    Saludos Javier!

    ResponderEliminar
  4. Y cuando es la hora de acostarse,parece como si se perdiera el tiempo .
    Estoy descubriendo con los años,lo bonito de la vida,a pesar de todo.No nos queremos ir,y ese deseo calma el espíritu.
    Manzanas envenenadas......ni en los cuentos.
    Besucos

    ResponderEliminar
  5. Corazones dormidos, envenenados de miedo, cobardes, aisss, trae para acá una manzana mi marinero, que las escamas se me caen!!!, jajaja, me encanta como te has cargado los cuentos favoritos de mi niñez, miles de besosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. El príncipe era un poco acobardaíllo, no...? y la princesa , pobre.... enlaza un sueño con otro jeje...

    ResponderEliminar
  7. buenoooo las manzanas son buenas para el insomnio? creí que solo iban bien para las tartas y la sidra XP
    besillo

    ResponderEliminar