Páginas vistas en total

2.3.12

Dolor

"Abrazo final" Acrílico

“No recuerdo cual fue mi primer amanecer” Me dijiste
Te contemplé emerger de las profundidades de la tierra: humilde, 
recién nacida, aun fresca,con todo el día por delante.

"No me duele"
intentabas convencerte ajena al dolor interior
ese que no derrama sangre





Solías cantar las canciones más tristes
Naciste con Luna llena una madrugada de lluvia 
y la lluvia fué la principal protagonista a lo largo de toda su vida. 
Llovía el día dijiste tu primera palabra -miedo-, 
llovía el día en que aprendió a andar -huyendo-, 
llovía el día en que empezó a soñar -pesadillas-, 
llovía el día en que hacías una escultura que se quedó huérfana  
Como tú
 
Luego llovió en tu interior.

Jamás llorabas 
Cuando se crece bajo la lluvia se aprende que las lágrimas son sólo agua, 
Pero cuando se crece bajo la lluvia se aprende a levantarse, a resurgir de sus cenizas, 
a secar los charcos a patadas 
y hacerle unos trasquilones a las nubes negras que se enredan en el pelo. 
incluso bajo la lluvia, nacen soles con gran fuerza.

Ahora si te duele
Nos duele




4 comentarios:

  1. engañar sentimientos, enmascararlos deja cicatrices. La vida vivir con ellas es muestra de fortaleza

    ResponderEliminar
  2. Igual se puede engañar a los que nos rodean, pero ante el espejo solos, frente a frente la verdad se escapa desde los ojos. Siempre tras la lluvia vuelve el sol.
    Besos.
    (un aviso de correos bajo la puerta, mañana será un gran día, te contaré)

    ResponderEliminar
  3. Cada día que llovía,aprendia un dolor.
    LLorar es una necesidad que debemos de reaprender.La lluvia es agua,las lágrimas también.LLueve,sin miedo,sin prejuicios,porqué ahogar las lágrimas?.
    Ellas nos purifican de la misma manera que la lluvia lo hace con el ambiente.Aprendamos pues, de la naturaleza. ELla no engaña.

    Aprendamos a mirar la pintura solo con el alma,sin tecnicismos.Entonces seremos sabios.Inmenso el sentimiento derramado en esta pintura.
    Besucos

    ResponderEliminar
  4. la sal de cada lágrima se lleva un buen cacho de dolor, no todo claro, pero siempre queda la lluvia y detrás, a veces, el arco-iris : )
    Un beso

    ResponderEliminar