Páginas vistas en total

13.2.12

La promesa ( cuento )

Acrílico " Pas de Deux " 


Os contaré el por qué me llamo Javier, no siendo un nombre común en mi familia
Mi padrino bautismal se llamaba así Javier
Javier era dueño de una tienda en la madrileña Puerta del Sol.
Sus estantes estaban repletos de muñecas, guiñoles, soldaditos de plomo pequeños autómatas
marionetas y toda clase de animales de peluche.
En mis cumpleaños siempre traía una bandeja de pasteles y un soldadito de plomo de regalo
Muchos sábados por la tarde, me iba a verle a su tienda. Bien sabía yo que mi padrino
me daría una propina para comprarme chucherías
Antes de salir por la tienda, observaba a Emiliano, un joven poco agraciado, de dudosa sexualidad
y al que mi padrino NO dejaba que tocara muñeco alguno bajo el pretexto que le " gafaba " y ya jamás le podría vender.
Yo me reía a carcajadas de las peleas de mi padrino con Emiliano.


Un sábado ya habiendo terminado mis estudios, me pasé por la tienda de mi padrino para saludarle
Mi padre había comentado que andaba mal de salud
Así era, le vi con una respiración fatigosa su Epoc iba a más con los años. Emiliano hacía tiempo
que se había casado con el joven que amaba y ya no trabajaba con mi padrino-
Javi me dijo:, esta tienda, quiero que sea tuya...
No tuvimos hijos, lo sabes y mi difunta esposa te quiso, como yo, como al hijo que no tuvimos
Todo, local, mercancías, pasará a ti . Incluso, mira ven
Ves esta muñeca? es mi bailarina de pie enyesado. 
Llévatela quiero que desde ya esté muy cerca siempre de ti, como lo estuvo de tu abuelo y de mi.
Es una larga historia. Tu abuelo hace años, conoció a una joven cerca del Valle de Aosta; vivieron un amor para toda la vida. 
Yo en su memoria mandé fabricar esta muñeca de bailarina con tutú.


Javi, esta muñeca, siempre regresa.
¿Es extraño verdad? por que a veces desaparece de los estantes y regresa inesperadamente para volver a ser mi muñeca de pie enyesado y falda de tutú. Ella sabe que aquí también tiene un hogar donde es muy querida. 
Cuídala Javi


Han pasado los años, soy afortunado ella sigue a mi lado, sabe que nadie mejor que yo puede acariciarla con las pupilas

7 comentarios:

  1. Somos los aries soñadores capaces de hacer huecos en el corazón que perduran bueno si ya eres aries con ascendente en escorpio ya es que es para siempre y un poquito más. No digo que no los demás signos del zodiaco, vamos que los tauros o leos, o virgos...?

    ResponderEliminar
  2. LA MUÑECA ES SAGITARIO, VA Y VIENE, ESO ME SUENA.
    UN SALUDO
    MARIAN

    ResponderEliminar
  3. EL cuento...de Cuento Encantador!!!
    Además,esa tienda tan llena de sueños que a cualquier niño y adulto haría feliz!!
    La "historia" de tu padrino es para escribirla y guardarla junto a la bailarina del pié enyesado .
    ELla no dejará espacios de empolvados en los estantes,porque ya es una sinfonía de la vida del padrino.
    EL cuadro parece que está hablando en su silencio tan expresivo.
    Besucos (me pasearé en la noche para ver la tienda y soñar un ratito)

    ResponderEliminar
  4. Bueno Javier los piscis tambien guardamos sueños durante uffff !quien sabe cuanto!
    Un cuento precioso, como esa bailarina con tutú.
    Besos agradecidos.

    ResponderEliminar
  5. no importa el signo y la ascendencia, importa la escencia de tu ser, lo que fuardas en el corazon, alo que le das valor, no importa si esta enyesada o no.

    Un beso mi querido Javiblue!

    Anny

    ResponderEliminar
  6. Hay cosas que buscan su sitio en el lugar de los sueños y se apegan al corazón...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Siempre he pensado uno no elige los juguetes, los libros...
    ellos te eligen a tí
    Un beso

    ResponderEliminar