Páginas vistas en total

11.9.11

La minuscula criatura con alas blancas

Dibujo a tinta china " La barca de Caronte "

.
Es reportero de guerra, lleva como arma su máquina fotográfica,esta inmerso en un campo de batalla inabarcable en la lente de su objetivo, con miles de caídos sobre el terreno.
Todo lo observa a través del visor de su cámara No existe otra realidad que un fragmento visible a través de la lente.
Un instinto extraño, le lleva a accionar el zoom y escoge una porción de lo que antes era vista general: un charco de barro con una docena de cuerpos.
Aumenta el zoom casi al máximo para acercarse a la escena: un joven soldado flota en el charco junto a su arma.

Una vuelta más y enfoca la mano izquierda del muchacho.
El chico tiene algo entre sus dedos.
El pulgar y el índice sujetan con infinito mimo una minúscula criatura con alas blancas.
Es imposible aumentar El zoom no da más de sí.
Desea obtener la fotografía que le haga ganar el deseado Pulitzer 
Para capturar la imagen, el fotógrafo tiene que acercarse
Se levanta, olvida que no es primavera ni las campiñas que ahora le rodean son las de su aldea

Suena un trueno. que le espanta Siente un súbito calor en el costado.

Su vida escapa entre borbotones rojos, vaciando su cuerpo de sueños y esperanzas.
La minúscula criatura con alas blancas, se le acerca, besa sus labios, cierra sus ojos
y permance junto a él hasta su postrer aliento

6 comentarios:

  1. ¡ morir tan lejos, tan solo, tan inutilmente...!Ojala el día que llegue, sea cercano a un poco de amor y calor humano.

    ResponderEliminar
  2. Morir solo, sin manos a las que asirse, !que triste! al menos que ese pequeño ser con alas nos acopañe.
    Un abrazo javier.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito y qué duro al tiempo.
    Los reporteros de guerra no lo tienen fácil y a veces por conseguir "la foto"mueren en y por ella .
    Las alas le llevarán a captar las fotos más bellas ,sin necesidad de cámara...ni de guerras.
    Besucos

    ResponderEliminar
  4. morir espero que como mucho de sueño en estos momentos, pero si haces zoom verás el careto que se me ha quedado....es, que te ha quedado increíble el post... ¬¬, ojalá sí
    Un beso pequeñito, todavía sin alas pero con todo el relleno

    ResponderEliminar
  5. Bonita historia que se repite constantemente, porque no dejan de crear nuevas guerras. Deberían de cambiar tantas cosas. Pero apuesto porque cada persona que muera en soledad tengo un ser alado.
    Me has recordado esta canción a medida que iba leyendo...
    http://youtu.be/-TKtTTsU7Ek

    Besos

    ResponderEliminar
  6. En mi primera intrusión después de saludaros "de nuevo aquí" me encuentro con tu texto, de nuevo lleno de estremecedores momentos revestidos en bellas palabras que tocan en lo más profundo con alas de ángel.
    Conocía a Couso, vecino mío desde la adolescencia, su madre sigue aquí, en la misma casa, en la misma escalera, queriendo que se reconozca que lo de su hijo fue un crimen de guerra (reportero fotográfico que con su zoom trataba de obtener imágenes de una barbarie desde el balcón del hotel Palestina donde se alojaban los periodistas durante la invasión de Irak 2003),tenía tres o cuatro años menos que yo.
    Ainssss Javier, cuánto daño hacen las armas. Perdona este rollo pero no he podido evitar recordarlo. Un besazo guapo (cuanto me ha alegrado tu visita y saber que estabas ahí para leerme después de tanta ausencia)

    ResponderEliminar