Páginas vistas en total

27.9.11

bajo la máscara



Dibujo tinta china " HUBLOT"






GRACIAS A TODOS POR VUESTRO APOYO





.
Era un 27 de Setiembre, seis grandes arañas plagadas de luces iluminaban la sala
Las bellas máscaras venecianas bailaban burbujeantes
Todos buscaban unos ojos donde perderse
Bajo el disfraz sus poseedores sienten latir muy fuerte el corazón
El la enlaza por la cintura, ella no opone resistencia y se aprieta a su cuerpo
No se conocen
Se presienten, saben que han estado buscándose mucho tiempo, nunca demasiado


Todo puede suceder en mi ciudad. 









7 comentarios:

  1. el poder se demuestra con la indulgencia. Gracias, pero no vuelvas a hacerlo.
    Mi ciudad lo es de truhanes, de cínicos, de sinvergüenzas y rateros, pero son más las personas que con o sin máscara se hallan y conviven y viven y disfrutan.
    Disfrutar la vida, nunca sabemos lo que nos puede traer

    ResponderEliminar
  2. Un reloj, un baile, máscaras, un cuento inacabado...

    ¿Para qué más? Que cada uno disfrute su baile.

    Me gustó, me gustó mucho.

    Besazo Javierrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
  3. Disfrutemos pues del baile :)
    Hoy la entrada breve, pero estupenda
    Besos abisales, Sylvia

    ResponderEliminar
  4. las máscaras no pueden ocultar los ojos, esos que dicen espejos del alma... y sigue sonando la música
    Abrazote

    ResponderEliminar
  5. Ese dibujo es otra maravilla. A mí si me nombras las máscaras venecianas, ya me pierdo en medio de ese maravilloso carnaval, vi un documental sobre el mismo, y como lo disfruté, son increíbles las ropas y las máscaras. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que tu comentario es brillante y generoso donde los haya.
    Eso dice mucho de tí:indulgencia,perdón y enseñanza.No sabes lo "grande" que apareces desde mi visión .
    UN besuco de bendición para ti.

    ResponderEliminar
  7. Un veintisiete de Septiembre de hace 22 años estaba yo bajo otro tipo de arañas que poblaban un techo muy distinto, pero me encontré con alguien que ya iba dentro de mi y me miró con un par de ojazos azules que hicieron estremecerme de miedo, de amor y de ternura, en estos 22 años me han dado ganas de matarla mil veces, pero en cuanto me mira como aquella primera vez puede conmigo, que porqué te meto este rollo?, y yo que se!!!, es que al leer la primera frase de tu relato me he visto de nuevo en aquel paritorio, uffff, como pasa el tiempo!!! yo era más joven que ella ahora, y es que en mi ciudad no se si pasan muchas cosas, pero en mi cabeza todo es posible, miles de besosssssssss

    ResponderEliminar