Páginas vistas en total

17.8.11

Sherezade

"Sherezade cortándo la cabeza del Sultan". Acrílico 82 x 65 ctmos
Se suelen contar historias, ciertas, menos ciertas y verdaderas.
Decidieron contar solo las ciertas Esas donde el que narra es el corazón Esas que conmueven y estremecen el alma ¿ Qué ser humano no ha pasado por esto? El derecho es una cosa, el querer tomarlo es otra muy diferente.
Tu cuida, tus casas, tu rostro eterno
Amaneceres dispersos, Un remolino que viene y va
Yo vivo allí , me reconozco y reflejo


Es tan conocido por un espíritu viejo, Como lo fue para esos abuelos afeitar la barba...
Tan navegado por las orillas de este océano ni en esta, ni en próxima vivencias el recuerdo desaparecerá.
Le damos este nombre
En nombre de lo innombrable
De lo conocido, desconocido La fe en que todo es así
Que probablemente algún día podremos despertar de esto mirar con claridad y volver a sonreír
Porque de lo que no hay duda es, que la vida es hermosa Y que vale la pena vivirla ...
En el Decameron, los personajes se ponen a salvo de una plaga de peste, apartándose de las ciudades y encerrándose en una gruta.
Allí se cuentan historias para entretenerse y alejar sus angustias.
Con Sherezade, las historias que narra sirven para salvar su vida. Cada noche una nueva aventura que puede  quedar en pausa con la promesa que mañana a la llegada de la noche proseguirá.
De esta forma no sólo Sherezade salva su vida, si no la de cientos de jóvenes que hubieran perdido la suya
de no haber ella interesado al Sultán con sus historias
A veces me siento Sherezade, pienso en el día que deje de contar cuentos, relatos o aventuras, perderé
el cordón umbilical gemelar que nos une.
Tú qué crees?

12 comentarios:

  1. las palabras pueden ser aditivas, ser una droga que contra más tomás más deseas
    No es mi casi, ni mis palabras, pero reconozco que contra más leo, más quiero saber.
    Es como un agujero en la orilla de la playa que se pretende lelnar a cubitos de su agua.

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes, tú tienes cuento para rato, te lo digo yo, que llevo ahorita mismo cinco años leyéndote, y lo que me queda (eso espero, va por mí, no por ti) Tienes historias para dar y regalar, y si la inspiración no fluye, te reinventas otra, cambiando el final. Tus nietos van a estar muy entretenidos.
    Besitos, pintor de cuadros y de palabras.

    ResponderEliminar
  3. Pues creo Javier que hay historias para rato, a demás ni se te ocurra tomar vacaciones por que dime ¿sin un cuento puede uno irse a dormir? pues va a ser que no.
    Me despido como Pepi que me parece una despedida preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Hay buenos momentos y otros no tanto , No hace mucho que te leeo , pero me da que hay mucha profundidad para descubrir.. sos un artista

    Y un artista
    necesita crear para vivir

    beso

    ResponderEliminar
  5. Creo que los cuentos son casi una ley natural a los que hay que acudir para encontrar sentidos,ilusiones,belleza,y melancolías.
    Creo que todos deberíamos ser un poco más a menudo Sherezades para" salvar vidas " a los que no pueden encontrar sus sueños.
    Y ...a pesar de todo lo que uno puede sufrir,la vida es bonita.Hoy es bonita,mañana ..No pensaré en mañana,porque quiero seguir leyendo cuentos.
    Besucos

    ResponderEliminar
  6. Voy a considerar que esa idea peregrina es una consecuencia del calor ¬¬ ; un cuentacuentos nace con ese don, teje historias como respira y tú hermosote, eres todo talento. Así que coge aire y deja una vez más que tus palabras detengan el aliento de quien te lee (de la pintura ya hablamos otro día XP)
    Mil y un besotes

    ResponderEliminar
  7. Me reconozco una adicta a las palabras y a tus cuentos tan fantásticos e impactantes.
    LA pintura es una pasada

    ResponderEliminar
  8. Una linda manera de ver este placer compartido por narrar y dejarse llevar por historias y palabras...me gusta.

    abrazos!
    P.d
    me gustaría que alguna vez nos contaras los pormenores de titular un cuadro, éste por ejemplo. Por qué Sherezade y no una Judith con la cabeza de Holofernes, pro ejemplo.Y por qué esa esa especie de mayordomo protegiéndola bajo el paraguas y mirando hacia otro lado. Da para mucho! jejejejee

    ResponderEliminar
  9. Ahhhhhhhhh, si, si que puedo, desde este ordenador si puedo, va a ser mi enano que está medio muerto, jajaja, en fin, que ni loco te crees que dejando de escribir te vas a libar de tu sirena, pero bueno, qué clase de pregunta es esa, nos conocimos compartiendo letras, todos los que aquí estamos seguimos compartiendo letras, pero ya somos amigos, no, más bien AMIGOS, nos conocemos mejor que los que nos rodean, asi que ni en broma digas que si dejas de escribir cortarías el cordón umbilical con nosotros, ya me he mosqueado y quiero darte un abrazo en vivo y en directo, te he mandado un e-mail a la cuenta que tengo de toda la vida, jejeje, lo se, soy exageradilla, asi que ya me dirás donde y cuando, sisisisi, no discutas conmigo que las sirenas somos muy, pero que muy cabezotas, miles de besossssssssss

    ResponderEliminar
  10. Muy bien, pues como el resto de comentaristas pienso que....

    Mira no siempre sera fácil, no siempre brotarán los cuentos como tu quieres, algunos dolerán, otros te llenarán por dentro, también están los que simplemente te sorprenderán, y los que se hagan de esperar.

    No, no creo que a ti se te agoten.

    El dibujo precioso...

    ResponderEliminar
  11. yo también quiero seguir contando historias que hagan reflexionar al mundo.

    ResponderEliminar
  12. Basta con querer... y las palabras seguirán fluyendo :)
    Bss

    ResponderEliminar