Páginas vistas en total

19.8.11

Dos son ya pareja

 .
Dibujo de Paladri



.
El cantautor palpa un pecho blando y abundante, que apenas cabe en el sujetador
Su mano recala en cada rincón bajo el jersey de la María de las Angustias.
Están sentados en un banco en un recóndito paraje del parque de El Retiro.
Ella toma la mano temblorosa de su hombre y la conduce hacia más abajo, hasta donde su deseo ordena
En el suelo, al alcance del Cantautor, junto a una pata del banco, hay una botella de vino peleón de los sin nombre ni apellido.
Pocos pasos más allá, una pareja de jovencitos aseados se hace arrumacos debajo de un alto tamarindo


El cantautor siente la humedad de la Mari en las yemas de los dedos. «Mari, Mari», le gruñe un par de veces con la voz ronca, y ella responde: «Cantautor, cantautor», en un tono un poco más sensual.

Los otros dos visten ropas de marca a la moda, zapatos caros, bufanda a cuadros... Se dicen cosas en voz baja y de vez en cuando se tocan, se abrazan despacio, se besan juntando durante un breve intervalo de tiempo los labios.

Él bebe un trago de la botella. Después se la ofrece a ella, que con un leve movimiento de cabeza le dice que no.
Por encima de su pantalón asoman unas bragas grandes y feas de color marrón.indefinido

- Mierda de vida, Mari -dice el Cantautor, y extiende un dedo señalándola y riéndose a carcajadas- jajajaja-Mírate bien, María de las Angustias.

¿En qué recodo del camino yacen sepultados mis sueños de grandeza?- Qué hijo de mala madre eres, Cantautor-dice ella sin resquemor, casi cordialmente-.
No sé cómo te soporto. Puto borracho cabrón.
- Ha hablado, con sabias y exquisitas palabras, la perra encelada -vuelve a burlarse el Cantautor, con una risa áspera entrecortada por un súbito ataque de tos
- Eres viejo, Cantautor. Viejo, cerdo y desagradecido.

Bajo el tamarindo, los jóvenes se abrazan y se besan por última vez, más deprisa, apasionadamente.
Luego ella se coloca el pelo, le sonríe y se va. Es tarde, me esperan en casa

La Mari lanza una colilla de cigarrillo al suelo y se levanta. Se cogen de la mano y echan a andar. Tras recorrer unos cuantos metros, el Cantautor se detiene, vuelve sobre sus propios pasos y, cuando llega a la altura del banco, se sube hasta la cintura el pantalón y levanta del suelo la botella de vino.


El chico aseado está sentado donde antes lo estaba la Mari, un poco desmadejado, con los codos apoyados en los muslos y la frente aplastada contra las palmas de las manos abiertas. El Cantautor permanece de pie un buen rato mirándolo, abstraído, sin que el otro parezca advertir su presencia.

«Vino», empieza a decir para sí el Cantautor en voz baja al tiempo que se da la vuelta, «vino, vino, vino,
Da un trago largo a la botella y, brincando, dando grandes zancadas, vuelve junto a la Mari, que ha seguido avanzando despacio.

Se cogen de la mano otra vez, y caminan.
Se tienen y eso es lo más importante ahora

6 comentarios:

  1. se me olvidó comentar. Nunca es tarde.
    solo debí escribir que cuando dos personas se tienen, nada más es importante. Que en este caso, la permanencia juntos del Cantautor y María de las Angustias, es más plena que la de los niños bien vestidos...quizas por su juventud, enfermedad que se cura con los años

    ResponderEliminar
  2. Un beso

    ps: no se ha perdido el comentario... es que he leído varias veces tus palabras y me he quedado sin ninguna mía ... ¬¬

    ResponderEliminar
  3. Perros amores dicen Javier, yo digo solo amores.
    Bello si señor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. tambien los feos saben de amores, y es hermoso la manera de demostarse fidelidad

    ResponderEliminar
  5. Un poco extravagante es ese amor..pero si es así como se aman,borracho y encelada se dan la mano,se tienen.Hay tantas conductas que no entendemos!pero es que creo que no lo necesitamos ,es ...su vida.
    Y paralelamente un amor de juventud dulce,párvulo..
    Besucos

    ResponderEliminar
  6. adorable.....

    "Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado." William Shakespeare

    b

    ResponderEliminar